TN / En la Casa Rosada aseguran que Alberto Fernández quedó fortalecido tras la pelea con Wado de Pedro

Cerca del Presidente plantean que se logró sortear el conflicto sin necesidad de contestar a las críticas del sector que responde a Cristina Kirchner.

La última pelea con La Cámpora dejó a Alberto Fernández “fortalecido”, según le dijeron a TN fuentes de la Casa Rosada. Cerca del Presidente plantean que se logró sortear el conflicto sin necesidad de contestar a las críticas del sector que responde a Cristina Kirchner y que fue el propio Eduardo “Wado” de Pedro quien tuvo que salir a bajarle el tono a la polémica.

El nuevo capítulo de la interna estalló la semana pasada, cuando desde el kirchnerismo acusaron a Alberto Fernández de haber excluido al ministro del Interior de una reunión con Lula da Silva y organismos de Derechos Humanos.

Si bien algunos funcionarios del albertismo salieron a cruzar a De Pedro, el primer mandatario eligió el silencio. Y, para evitar una escalada aún mayor, fue “Wado” quien debió salir a calmar las aguas. “Desde hace días se inició un revuelo mediático sobre una situación interna del Gobierno. No es mi intención seguir abonando a esa polémica”, planteó el ministro.

Es por ello que la lectura en el Gobierno es triunfalista: aseguran que el Presidente “encapsuló” con éxito el conflicto, se mantuvo al margen de la polémica y no tuvo que pedir unidad. Además, analizan como positivo que nunca se tomó una postura agresiva y que se manejó la revuelta sin mayores complicaciones.

En el albertismo también saben que los spots que publicó el Presidente al comenzar el año con críticas a Mauricio Macri y a la Justicia, sumados a sus presentaciones en “modo electoral”, molestan -y mucho- a La Cámpora, pero descartan cambios en ese sentido.

En la organización que comanda Máximo Kirchner repiten que nadie debe mostrarse como candidato hasta tanto no se “rompa” con la proscripción de Cristina Kirchner.

Del otro lado, en el sector ultra K, se encuentran sorprendidos por el tono con el que el albertismo salió a responder a las críticas de Wado: de hecho, sus compañeros de Gabinete Victoria Tolosa Paz y Aníbal Fernández dejaron entrever que si el ministro del Interior no está conforme con el rumbo del Gobierno, debería renunciar.

Un dirigente K le reconoció a este medio que tomaron con sorpresa el tono conflictivo que plantearon cerca del Presidente. Es que en el entorno del mandatario siempre primó la moderación y la búsqueda de unidad.

En la Casa Rosada adelantan a TN que Alberto Fernández “seguirá mostrándose en el mismo tono con el que lo hace desde que empezó el año”, con recorridas de obras y visitas al Conurbano y el interior para “poner en valor la gestión”. Hablan de “sostener” su agenda en clave electoral e ir recuperando centralidad “poco a poco”, como lo hizo cuando logró la foto con Lula da Silva.

Se trata de la fotografía que buscó conseguir Cristina Kirchner pero que no pudo lograr.

En tanto, la agenda presidencial continúa sin imprevistos: Alberto Fernández visitó este martes las instalaciones de una empresa que distribuirá más de 11 millones de libros de Lengua y Matemática del programa Libros para Aprender a estudiantes de las escuelas primarias públicas de todo el país. Fue en un acto en Pompeya, junto al ministro de Educación, Jaime Perczyk.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.