TN / El editor de Beatriz Sarlo dijo que se hizo una lectura retorcida de la denuncia por la vacunación

Carlos Díaz afirmó que el ofrecimiento para que la ensayista se inmunice se hizo de manera transparente y admitió que la situación se fue de las manos.

El editor de Siglo XXI, Carlos Díaz, mencionado por la escritora y ensayista Beatriz Sarlo como quien la contactó para inmunizarse por pedido de la esposa del gobernador bonaerense Acel Kicillof, dijo este miércoles que se está haciendo “una lectura retorcida” del caso.

“Es una situación desgraciada que se ha ido de las manos. Fue todo muy transparente y se hace una lectura retorcida para hacer daño”, sostuvo Díaz en Radio con Vos.

Sarlo declaró ante la Justicia en el marco de la causa que investiga la vacunación VIP y dijo que la esposa de Kicillof le ofreció vacunarse antes de tiempo a través de su editor. En su testimonio, la ensayista mencionó a Soledad Quereilhac como la persona que le acercó una “vacuna por debajo de la mesa”.

Para Díaz, la denuncia de la ensayista y escritora “es una situación desgraciada que se ha ido de las manos. Fue todo muy transparente y se hace una lectura retorcida para hacer daño”, dijo.

Y añadió: “Hay que entender lo que era el clima público sobre las vacunas en enero”.Carlos Díaz, editor de Siglo XXI

Se generó un lío con el ‘abajo de la mesa’ y no hubo nada de eso

“A Beatriz Sarlo la quiero muchísimo. Es una persona sumamente sensata y una de las referentes intelectuales más importantes de la Argentina. Pero se generó un lío con el ‘abajo de la mesa’ y no hubo nada de eso”, señaló.

Dijo que Sarlo “desde un primer momento tuvo la lucidez de decir ‘yo no me quiero vacunar si no me toca’. Pero no había ninguna cosa ni oscura, ni turbia. Al contrario, había que darle visibilidad” al tema de la vacunación, justificó.

Y agregó: “Ella lo analizaba desde el punto de vista moral, pero no desde la ilegalidad o la clandestinidad.”

“Ni Kicillof ni Soledad (Quereilhac) son tontos. Leen todo y cuando vieron que 2 millones de personas se anotaron para recibir la vacuna, la campaña pública de concientización ya no fue necesaria. Me da entre pena y bronca porque sobre Axel Kicillof se pueden discutir muchas cosas pero sobre su honestidad me parece que no”, indicó.

Díaz dijo que conoce a la esposa del gobernador bonaerense desde hace más de 25 años y aseguró que en enero ella le comentó sobre la campaña. Entonces “le escribí un mail a Beatriz porque me parecía importante”, prosiguió.

Y afirmó: “La idea de la campaña era simple y era generar concientización. “Creo que se generó un lio al decir ´por abajo de la mesa´. Yo a esto lo discutí largamente con Beatriz y le dije que no tenía acuerdo con ella”.

“No había ninguna condición: era simplemente contar y que circule para generar confianza en el proceso de vacunación”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.