TN /Cuatro canales de EEUU sacaron a Donald Trump del aire mientras se declaraba ganador y denunciaba fraude

ABC, CBS, Univisión y NBC cortaron al presidente mientras hablaba desde la Casa Blanca. Con sus controvertidas palabras, el Presidente de EEUU se puso en contra incluso a políticos republicanos.

Las principales canales de Estados Unidos, como ABCCBS MSNBCcortaron al unísono el discurso del presidente Donald Trump en horario de máxima audiencia porque multiplicaba en vivo las acusaciones falsas de fraude. Hasta Fox News, la referencia informativa del Partido Republicano, salió a desmentir sus palabras.

Trump, que hablaba por primera vez desde la noche de las elecciones, y mientras sigue el escrutinio en varios estados, decía desde la Casa Blanca que ganaba “fácilmente” si se contaban “los votos legales”, pero que si se incluían los “votos ilegales” , los demócratas podrían “intentar robarnos las elecciones”. Unas afirmaciones que pretendían deslegitimar el voto por correo, que es más favorable al candidato demócrata Joe Biden.

En una decisión inédita en democracia, en ese momento y muy rápidamente, el canal MSNBC cesó su transmisión en vivo.

“Bueno, aquí estamos nuevamente en la posición inusual de tener que no solo interrumpir al presidente de Estados Unidos, sino también corregir al presidente de Estados Unidos”, espetó el conductor, Brian Williams.

Univisión, NBC News y ABC News también interrumpieron la transmisión que finalmente acabó no siendo una rueda de prensa, ya que el presidente abandonó el lugar sin contestar preguntas de los periodistas.

“Tenemos que interrumpir a Trump porque el presidente ha hecho una serie de afirmaciones falsas”, decía en directo el periodista Lester Holt, presentador de NBC Nightly News, uno de los tres noticieros más seguidos de la televisión abierta.

Lo mismo hacía David Muir, el conductor del informativo más seguido del país con 8 millones de espectadores diarios.

“Simplemente no se ha presentado evidencia en ninguno de estos estados de que existan votos ilegales”, decía.Tenemos que interrumpir a Trump porque el presidente ha hecho una serie de afirmaciones falsas”

A continuación, el periodista explicaba que por la pandemia del coronavirus el voto por correo había aumentado rompiendo récords, más de 100 millones de estadounidenses votaron anticipadamente, y eso prolongaba el escrutinio.

La CBS, tercera en audiencia, arrancaba una verificación de datos mientras Trump terminaba su discurso, desmintió todas sus acusaciones de “fraude” y “corrupción del sistema”.

El canal en castellano Univisión también interrumpió el discurso. “Parte de lo que dijo el presidente Trump son mentiras. No es cierto lo que dijo el presidente Trump sobre los votos ilegales que impiden su victoria. No ha mostrado ningún tipo de evidencia”, aseguró su conductor estrella Jorge Ramos.

Los servicios informativos de la radio pública estadounidense, la NPR, lo cruzaron: “Trump de nuevo reclamó falsamente la victoria en las elecciones de 2020. No ha ganado. Los votos se siguen contando”.

Distinta fue la determinación de la CNN -que ya tuvo varios entredichos con Trump-: emitió totalmente la declaración en vivo y luego su presentador Jake Tapper criticó al mandatario. “¡Qué noche más triste para Estados Unidos ver a su presidente (…) acusar falsamente a la gente de intentar robarse las elecciones! De tratar de atacar la democracia de esta manera, con semejante festín de mentiras”, señaló Tapper. Además, mientras hablaba Trump, en el videograph, precisaron que el mandatario realizaba sus acusaciones “sin ninguna prueba”.

En el programa de CNN, Rick Santorum, un exsenador republicano, se declaraba “impresionado” y “decepcionado” tras escuchar al presidente.

La ruptura entre Trump y Fox News se está haciendo más profunda cada vez que Trump repite sus acusaciones de fraude electoral: “No hemos visto nada que constituya un fraude o un abuso del sistema”, decía el corresponsal de la Casa Blanca para Fox News, John Roberts, en directo desde la misma sala de prensa en la que segundos antes habló el presidente.

Ningún medio periodístico mayoritario corroboró las acusaciones de fraude electoral vertidas por la campaña de Trump. “Trump ha dicho sin pruebas que la elección ha sido corrupta y fraudulenta”, publicaba Nicole Carroll, la editora de USA Today, uno de los diarios generalistas más leídos de Estados Unidos.

The Washington PostThe New York Times y Los Ángeles Times también desmintieron al presidente. Un enfoque similar llevaba el New York Post: “El abatido Trump hace afirmaciones infundadas de fraude electoral en un discurso en la Casa Blanca”, titularon la nota en la que, como el resto, señalaron que el presidente repitió las acusaciones sin pruebas de que “sus enemigos políticos estaban tratando de robarle las elecciones” cuando los estados indecisos comenzaban a inclinarse a favor de Biden.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.