RT / Desde petróleo refinado hasta licores y trajes: Pionyang quiere que se levanten ciertas sanciones para reactivar el diálogo con EE.UU., según Seúl

Corea del Norte exige que EE.UU. permita «las exportaciones de minerales y las importaciones de petróleo refinado y de artículos de primera necesidad» para reabrir las conversaciones, afirman legisladores surcoreanos.

Corea del Norte quiere que se levanten ciertas sanciones comerciales internacionales antes de reanudar las conversaciones sobre desnuclearización con EE.UU. Así lo han revelado dos legisladores surcoreanos tras una sesión informativa de Park Jie-won, jefe del Servicio Nacional de Inteligencia de Corea del Sur (NIS).

En particular, «como condición previa para reabrir las conversaciones», Pionyang exige que Washington permita «las exportaciones de minerales y las importaciones de petróleo refinado y de artículos de primera necesidad», precisó a los periodistas Ha Tae-keung, miembro del comité parlamentario de inteligencia, citando a Park.

Los «artículos de primera necesidad» que desean las autoridades norcoreanas incluyen «licores y trajes de clase alta, no solo para el consumo de Kim Jong-un, sino para distribuirlos entre la élite de Pionyang», detalló Ha, recoge Reuters.

«Reajustar algunas sanciones»

Kim Byung-kee, otro legislador surcoreano, recalcó que Corea del Norte parece haber «albergado descontento» con EE.UU. por no ofrecerle concesiones a cambio de la suspensión de las pruebas nucleares y de misiles balísticos intercontinentales. Washington «debería poder traerlos de vuelta al diálogo reajustando algunas sanciones», señaló Kim, citando a Park. El jefe del NIS también aboga por un enfoque «flexible» en la cuestión de los ejercicios militares conjuntos de Corea del Sur y EE.UU., según el legislador.

Por otro lado, los parlamentarios constataron que Corea del Norte sufre escasez de alimentos y ha recurrido a alimentar a sus ciudadanos con arroz reservado para uso en tiempos de guerra.

Además, Ha apuntó que Kim Jong-un y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, han expresado su voluntad de reconstruir la confianza y mejorar los lazos desde abril, y que fue el líder norcoreano el que pidió restablecer las líneas directas.

Enfoque «sabio y flexible» para los ejercicios militares

El Ministerio de Unificación surcoreano anunció este lunes que los ejercicios militares conjuntos con EE.UU., previstos para este mes, «no deberían ser utilizados como una oportunidad para elevar las tensiones en la península de Corea bajo ninguna circunstancia» y que Seúl aborda el asunto «de manera sabia y flexible».

Las declaraciones de la portavoz ministerial Lee Jong-joo, que ha afirmado ante los periodistas que «se harán esfuerzos» al respecto, se producen después de las recientes advertencias desde Corea del Norte, que se pronunció en contra de los ejercicios, calificándolos de «hostiles».

  • Corea del Norte y Corea del Sur, que técnicamente todavía están en guerra después de que su conflicto de 1950-1953 terminara con un alto el fuego, están en conversaciones para celebrar una cumbre como parte de los esfuerzos para restablecer las relaciones.
  • En junio de 2020, Corea del Norte cortó todas las líneas de comunicación con Corea del Sur en protesta por la supuesta incapacidad de Seúl para impedir que activistas de ese país enviaran al norte folletos de propaganda contra las autoridades de Pionyang. El pasado martes, las dos Coreas acordaron restaurar sus comunicaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.