Página12 / Alberto Fernández le apuntó al juez Gemignani por mensaje machista en el Día de la Mujer

«Tratarlas de ‘delincuentes’ deja en evidencia su valoración sobre el respeto a la diversidad de género. Algún episodio que viene a mi memoria parece corroborar su maltrato a la condición de mujer», escribió el primer mandatario en un hilo de Twitter.

El presidente Alberto Fernández criticó el «singular saludo» del juez de la Cámara Federal de Casación Juan Carlos Gemignani a sus colegas por el día de la mujer trabajadora. «Feliz día a las delincuentes», había escrito el magistrado en el chat que comparten los trece camaristas. El Presidente sostuvo en un hilo de tuits que son los ejemplos de Gemignani los que llaman a reformar la justicia.

«Tratarlas de ‘delincuentes’ deja en evidencia su valoración sobre el respeto a la diversidad de género. Algún episodio que viene a mi memoria parece corroborar su maltrato a la condición de mujer«, escribió Fernández.

«Si interpretó palabras del presente me preocupa mucho más. Veo que las interpreta tan mal como en todos estos años interpretó el sistema legal vigente. Hay personas parciales en el sistema judicial que perdieron racionalidad a la hora de evaluar cuestiones que deben resolver», añadió el Presidente.»

Todo es muy grave. Pero lo más grave es advertir que en manos de ese tipo de magistrados está la suerte de los derechos ciudadanos. Abordar los cambios que Poder Judicial necesita depende de todos nosotros», concluyó.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner ya había tuiteado el miércoles que no podía salir de su estupor frente a los mensajes de Gemignani. En la misma línea se había pronunciado la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad Elizabeth Gómez Alcorta.

Gemignani volcó una serie de mensajes de contenido machista el lunes 8 de marzo, antes de que se iniciara un conversatorio por el día de la mujer trabajadora, que había organizado la camarista Ana Figueroa. Su intervención apareció en el chat que comparten los jueces que se llama «Acuerdo Virtual».

Las juezas Figueroa y Ángela Ledesma hicieron saber tu total reprobación a los mensajes de Gemignani y le enviaron un oficio al presidente de la Casación, Gustavo Hornos, para que certifique los mensajes. Con eso se podrá presentar una denuncia o llevar el tema al plenario de jueces, que Hornos no parece dispuesto a convocar. Además, servirá para contrastar con el descargo de Gemignani, que dice que los mensajes en ese chat son de carácter confidencial y no se puede accionar contra él por sus dichos.

Gemignani ya fue sancionado por el Consejo de la Magistratura por haber ordenado detener a una secretaria del tribunal que no quiso cumplir con una orden que él le había dado. También protagonizó un escándalo al echar a los gritos a su colega Liliana Catucci, a quien acusó de actuar en connivencia con un policía.

Suertes atadas

Según pudo saber Página/12, Hornos no dio curso aun al pedido de las juezas de certificar el chat. En la Casación reina una situación de statu quo. Si Hornos mueve una pieza, todo el tablero puede inclinarse hacia él.

Acumula varios oficios para revisar. Entre otros, los que le mandaron los tres jueces de la Sala II, Alejandro Slokar, Carlos Mahiques y Guillermo Yacobucci, pidiéndole explicaciones por sus visitas a la Casa Rosada. También están los pedidos de renuncia a la presidencia que formularon Ledesma y Slokar, así como la solicitud de convocar a un plenario.

Para el martes próximo está prevista una reunión de superintendencia de la Casación. Es la instancia en la que participan el presidente de la Cámara, Hornos, y los presidentes de cada una de las cuatro salas: Daniel Petrone (Sala I), Slokar (Sala II), Catucci (Sala III) y Mariano Borinsky (Sala IV). Si no se toma una resolución antes, los temas van a salir. 

LEER MÁSChine le ofrece vacunas al COI para garantizar Tokio 2020 | Serán para todos los atletas, aseguró el titular del organismo, Thomas Bach

La última reunión de superintendencia terminó con un pedido de Slokar para que Hornos deje la presidencia al comprobar que no figuraba en el acta del encuentro anterior la explicación que el juez les había dado a sus colegas sobre su relación con Macri.

La situación en la Cámara es delicada. Su presidente, Hornos, está denunciado penalmente por sus reuniones con Mauricio Macri y avanza una denuncia en el Consejo de la Magistratura contra el juez Eduardo Riggi por secuestrar el expediente sobre las presiones al Grupo Indalo por parte del macrismo y su mesa judicial. Por el momento, no se registraron presentaciones contra Gemignani por los mensajes del 8 de marzo.

No seremos cómplices

«No seremos cómplices de las inconductas de dos miembros de la Cámara Federal de Casación Penal», denunciaron desde la colectiva de Mujeres Trabajadoras de Comodoro Py, refiriéndose al nuevo episodio de Gemignani y a la trascendencia pública que tomó una denuncia contra Hornos que había presentado su esposa por un ataque del entonces secretario judicial.

«Si bien no desconocemos que en aquella oportunidad fue sobreseído, no podemos dejar de hacer hincapié en ciertas particularidades que atravesaron el caso, en tanto el juez que intervino decidió darle plena validez al relato del acusado por sobre el de la víctima, argumentando que no surgían del sumario elementos de prueba necesarios como para acreditar  o desvirtuar las versiones contrapuestas», escribieron sobre Hornos.

«Gemignani es otro juez de la Cámara Federal de la Casación Penal que ha dado muestras de su anclaje en patrones socioculturales de violencia sistemática hacia las mujeres», agregaron y recordaron la detención de la secretaria de la cual salió sobreseído por la Cámara Federal porteña, integrada únicamente por hombres.  Remarcaron desde la colectiva la necesidad de una reforma judicial feminista y la capacitación en materia de género de magistrados y funcionarios del Poder Judicial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.