Página 12 /Milagro Sala consigue un giro histórico en las tortuosas condiciones de su detención

El juez Cattán invocó razones de salud y humanitarias para autorizar su operación en La Plata. Ella viajará la primera semana de octubre para ser atendida en el Hospital Italiano de esa ciudad. Las garantías que otorgaron sus abogados.

Permaneció en silencio durante dos semanas completas a comienzos de agosto después de la muerte de su esposo, su entrañable Raúl NoroMilagro Sala iniciaba un duelo que aun continúa. Hace poco, sin embargo, decidió llamar a su abogada, Alejandra Cejas, para decirle que era momento de retomar la pesadilla de un trámite tortuoso ante la Justicia de Jujuy, pendiente desde diciembre de 2022, para someterse a dos intervenciones quirúrgicas en Buenos Aires que le permitan salvar su vida. La primera detenida política del macrismo, mujer e indígena, decidía así volver a levantarse para empezar otra nueva pelea. Unos veinte informes médicos, la cara hinchada, manchas blancas extendidas en el cuerpo y la persistencia de un colectivo de compañeras y compañeros, finalmente abrieron esa llave.

Así fue la marcha en la que miles de mujeres y disidencias salieron a la calle a defender sus conquistas

A las once de la mañana del jueves y durante una audiencia pública, el juez de ejecución penal de Jujuy, Carlos Emilio Cattán, firmó la autorización de traslado. Milagro subirá a bordo de un avión sanitario, sin tobilleras en los pies ni custodia del servicio penitenciario, la próxima semana, entre el 4 o 5 de octubre, con destino al Hospital Italiano de La Plata. Allí permanecerá unos veinte días para las operaciones en su pierna izquierda donde le colocarán una malla y “de uno a tres” stent por una trombosis y una obstrucción en la vena cava. A continuación, deberá instalarse en un lugar ubicado a no más de diez o quince cuadras del Hospital en un postoperatorio durante un período de veinte a treinta días. Sus abogados serán los responsables del traslado y seguridad “con la garantía de nuestra propia matrícula”, explicó Cejas.

¿Qué pasó y qué cambió para que pudiera darse este giro? Las explicaciones son varias. Primero, la salud. Luego, un momento distinto del duelo y finalmente la certeza de que la incidencia de Gerardo Morales sobre la Justicia no parece ser la misma después de la “pueblada” del 17 de junio. “Perdió las elecciones y hoy está denunciado como criminal de lesa humanidad”, dice Cejas intentando un análisis. “No es el Morales de antes de junio. Hoy lo que diga de Milagro no es lo mismo. No puede caminar en las calles”, agrega. “Por eso se ha viralizado la situación de salud. Ya todos sabemos que es un represor: si te puede matar, te mata. Así que teníamos que saber si la complicidad se extendía al resto de los Poderes. Y hoy los que le están soltando la mano a Morales son los propios: y aunque no quiera, hoy no puede impedir que por cuestiones de salud y humanitarias se haga lo que se tiene que hacer”.

Cattán basó su resolución efectivamente en esas dos razones: el derecho a la salud y la cuestión humanitaria, no sólo sobre la base del mandato de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sino que es un argumento legal que pondera el derecho a la vida por sobre otro derecho y no puede ser subordinado a ninguna otra cuestión formal que pudiese haber alegado la fiscalía.

El cuadro de salud de Milagro tuvo uno de sus hitos en junio de 2022 cuando debió ser internada en la clínica Los Lapachos donde le diagnosticaron una «trombosis venosa profunda». Desde diciembre hasta este momento se realizaron unos veinte informes médicos. Entre otros, la estudió un cardiocirujano argentino residente en Francia y un especialista de la Fundación Favaloro que la siguió a distancia, en entrevistas grabadas, que prescribió un tratamiento no invasivo para estar compensada y evitar que la trombosis genere trastornos cardíacos, y fue quien también diagnosticó una intervención que sólo podía hacerse en cuatro clínicas del país, ninguna de las cuales está en la provincia de Jujuy.

“Él dijo cuál es el porcentaje de efectividad de las intervenciones en función del tiempo y de cómo sea tratada”, agrega Cejas. “En el juzgado presentamos todo, hasta los videos que no tienen que presentarse por confidencialidad entre paciente y médico, pero lo hicimos para que se entienda la gravedad. También los estudios clínicos, cerca de quince, donde se ve la obstrucción”.

Finalmente, la situación empezó a cambiar esta semana. El martes pasado, la defensa pidió una audiencia con el juez Cattán para pedir una respuesta. Insólitamente ese mismo día, la Junta Médica del Poder Judicial de la provincia presentó un primer informe favorable para Milagro, luego de uno en contra y de diez meses de silencio. Ese martes los peritos dejaron por escrito que ella no podía ser intervenida en la provincia de Jujuy, es decir por primera vez avalaban el salvoconducto por la vida. La otra sorpresa llegó en la audiencia de hoy: cambió la posición de la fiscalía. Estuvieron Gustavo Araya, fiscal de ejecución, y Diego Funes, fiscal general del Ministerio Público de la Acusación, quien no debía estar presente. Hasta ahora el MPA había sido el gran obstructor del traslado e impugnó históricamente cada presentación. Según la defensa, hoy iban a volver a hacerlo, pero se quedaron sin argumentos y durante la audiencia ninguno de los dos hizo una objeción y ambos habilitaron el trámite.

Una «lección» llamada Milagro

“No voy a festejar porque es un fallo que viene en una situación límite de la salud de Milagro y llega al borde de prácticamente causar el peligro de su muerte después de tanto encierro y hostigamiento; no voy a festejar un fallo de una justicia que inauguró la persecución política en Argentina, pero estoy contento”, dijo Alejandro “Coco” Garfagnini, mano derecha de Milagro y coordinador nacional de la Túpac. “Es una situación que nos permite resolver el problema de salud necesario y urgente”, “es una lección para toda la militancia” y “obviamente que la victoria es la libertad y el restablecimiento del contrato democrático, pero esto no deja de ser una victoria que hay que asumir, es un hecho de autoestima de todo el movimiento popular”. 

– ¿Qué sigue?

– Mañana estamos confirmando el día de la salida de Milagro –dice ahora Cejas–. Luego, yo tendré que informar semanalmente al juez lo que vaya sucediendo, y el 3 o 4 sale al Hospital Italiano. Tiene 20 días y un posoperatorio.

– ¿El avión sanitario está?

– La provincia no asumió ningún costo que le correspondía, por eso pedimos que no nos impongan más carga económica como lo que significaría llevar custodia porque la familia se hizo cargo de todo. Por eso pedí que si va el servicio penitenciario que eso corra por cuenta del Estado.

– ¿El avión?

– Estoy confirmando. Necesita uno presurizado y con oxigeno, no puede ir vía terrestre, pero además tiene que ser un avión sanitario por la trombosis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.