Olé / Riquelme anuncia su partido despedida: «Espero no errarle a la pelota»

Román confirma su homenaje para el 25 de junio en la Bombonera.

«Tardé mucho tiempo en tomar esta decisión pero se siente de maravillas. Muy feliz que falte menos para volver a entrar a la cancha más linda del mundo. Esperamos pasar un gran día», dijo Juan Román Riquelme al anunciar su partido despedida el domingo 25 de junio en la Bombonera.

«La verdad que pasó mucho tiempo del partido que jugué con Argentinos. Me toca venir a la cancha como hincha. Cuando la gente canta y estoy arriba, siento que no me animaría. O que hay que hacerlo bien para entrar a esta cancha. Me tocó entrar al vestuario, me vuelvo a poner el buzo del club. Es como volver el tiempo atrás. Resulta fácil. Es volver al jardín de casa. Será un domingo lindo, donde la gente lo disfrutará mucho. Donde yo disfrutaré mucho tiempo. Y donde me siento afortunado porque es una película para mí. Desde el 96, el 10 de noviembre, al día de hoy vivo una película. Vivo la película más linda que puede soñar un chico. Debuté contra Unión, me ovacionaron y el úiltimo partido con Lanús pasó lo mismo. El 25 de junio volvermos a disfrutar con la gente, mis compañeros, que tienen la culpa de que esté acá. Espero no errarle a la pelota, creo que no le voy a errar, je«.

Fue en 2014, el 11 de mayo, la última vez que salió con la camiseta de Boca a jugar un partido en la Bombonera, el día del caño sin tocar la pelota ante Lanús, cuando jugó con el presentimiento de que podía ser su última vez en el club, tras 388 partidos, 92 goles, 11 títulos y fantasía inconmensurable.

Luego de no renovar por diferencias con Daniel Angelici, tendría ese epílogo de seis meses en Argentinos. Para devolverle algo al equipo que lo había formado, y eso sería nada más y nada menos que el regreso a la Primera División. Fue el 7 de diciembre en La Paternal, aunque recién 49 días más tarde anunció su retiro del fútbol, porque había cumplido todos sus sueños y no tenía nada más que le interese conseguir.

A nueve años de ese 2014 que dejó al fútbol argentino sin su último diez (en todo el sentido de la palabra), Juan Román Riquelme anunció su esperado partido de despedida para el domingo 25 en la Bombonera e inmediatamente revolucionó al Mundo Boca, enloquecido y desesperado por ver una vez más en acción al jugador más importante de su historia.

En la sala de conferencias de la Bombonera, las primeras filas estuvieron reservadas para sus familiares, amigos y algún dirigente. Todo el Consejo de Fútbol estuvo presente, los entrenadores de las Inferiores y también Agustín y Florencia, sus hijos. Y siguiendo la palabra del ídolo, La mitad más uno.

«En la campaña anterior decíamos que debía estar jugando, que no se hizo. Terminó jugando en otro club desgraciadamente y no se hizo el homenaje. Llegó la fecha. Estoy convencido que no será la única. Volaron los teléfonos que se hagan otros homenajes más. Eso lo decidirá Román con su gente. Veremos qué se puede hacer. Se tuvo que hacer antes, lamentablemente. Se podrá juntar con la familia boquense, que es mucha. Lo tiene merecido, es lo que conseguiste. Sos el único ídolo de Boca. Esperamos pasar un día muy feliz», dijo Jorge Ameal, quien se sentó junto a JR en la conferencia.

«El señor presidente insistía en que tenía que hacerlo. Se siente raro, pero en algún momento se tenía que dar esto. Agustín está grande, Flopi y Lola también. Van a disfrutar mucho. Después, es mi lugar. Esta es mi vida. Es estar en casa, estar con mi gente, volver a pasar un gran domingo, como muchísimas veces. Será maravilloso, lo tomo de esa manera. Sabía que iba a pasar, no sabía cuándo. Será un día muy lindo. Volver a vestirme de futbolista, tocar la pelota y mirar a la gente en la tribuna, correr como un nene y las tribunas blancas. Intentar hacerlo bien para que la gente esté contenta», agregó Riquelme.

La espera fue tan larga que habrá toda una generación desesperada para verlo por primera vez en vivo y obviamente todos los que disfrutaron de él. “Pago lo que sea, lpm”, juran los hinchas de Boca en las redes sociales. “Ya me gasté la mitad del suelto y todavía faltan las entradas para la despedida de Riquelme”, dice uno. “Todas a full con las entradas de Taylor y yo muy preocupada porque seguro no consiga entradas para ver a Román y ya estoy llorando”, completa otra fanática.

La información sobre la venta de entradas, sin embargo, no se dio en la conferencia y se avisó que la publicará el club en las próximas horas a través de sus redes sociales. Tanto el medio por el cual se venderán como los precios.

El primer intento de armar el partido fue para fines de 2019, pero al decidir participar en las elecciones de diciembre de ese año junto a Jorge Ameal finalmente quedó en la nada. Luego vino la pandemia y otro amago de parte del ex número diez para el 12 de diciembre de 2022.

Ahora, Román se decidió a cerrar el círculo y tener su esperada despedida. Su participación en marzo en el centenario del Villarreal y lo que generó su presencia en ese partido, tanto en España como entre los hinchas de Boca, fue el empujoncito que le faltaba para animarse.

Ese mismo domingo 25 habrá tres partidos de la fecha 21 de la Liga Profesional: Sarmiento-Atlético Tucumán (20.30), Arsenal-Platense (15.30) y Rosario Central-Colón (18). Boca, por su parte, jugará su encuentro de la jornada el jueves 22 ante Godoy Cruz en Mendoza.

Los invitados a la despedida de Riquelme

El sueño máximo de Román tiene nombre y apellido: Lionel Messi. El deseo de verlo de nuevo en la Bombonera como cuando jugó con la Selección y aprovechó para regalarle una camiseta en el vestuario. Ya recibió un primer “sí” y ahora resta que se alineen los planetas con una estrella del nivel de la Pulga, que genera lo que genera, como quedó visto en estos días en China.

«Messi va a estar», confirmó Román. «Es un sueño, el jugador más grande de todos los tiempos para muchos. Nosotros tuvimos a Maradona y aél. Tuve la suerte de ver a los dos y ser compañero. Messi va a estar, va a jugar en el estadio más lindo del mundo, con la hinchada más linda del mundo. Será maravilloso».

«Los equipos son claros. Si tengo que armar dos equipos de Boca, Messi no puede jugar. Boca contra Argentina, esperemos que la gente lo disfrute. Sin dudas, vamos a pasar un gran día».

Sus ex compañeros de Boca son una fija, principalmente los que trabajan actualmente en el predio de Ezeiza en el Consejo de Fútbol y las Divisiones Inferiores. Desde Chicho Serna, Jorge Bermúdez, Marcelo Delgado y Raúl Cascini al Cata Díaz, Clemente Rodrígez, Pablo Ledesma y Matías Donnet. Pero también estuvo llamando a otros futbolistas que estuvieron a su lado y fueron importantes, caso la histórica dupla Guillermo Barros Schelotto y Martín Palermo, aunque habrá que ver si sus compromisos les permiten asistir.

Carlos Bianchi, por ejemplo, fue uno de los primeros invitados y estará para dirigir a uno de los equipos. ¿Y el otro DT? «A Coco no lo encuentro, lo estoy llamando. Esperemos encontrarlo antes del 25. Y Carlos es más que un DT para mí. Es el DT más grande de la historia del club, nos enseñó a competir y soñar. Hizo que nuestro equipo lo hiciera bien y les dimos alegrías a nuestros hinchas. Hizo que para nuestro club se hiciera fácil ganar la Libertadores. Yo lo quiero mucho, volvió de Francia para no perderse ese partido. Estará en la cancha como corresponde».

Más frases de Riquelme

«No sé si va a haber más partidos. Sí es verdad que somos muchos los Bosteros. Y que tengo que ser consciente que no puedo entender por qué me tienen tanto cariño. He sido un simple jugador de fútbol, que trató de defender como sentía. Pasaron nueve años. Que la gente tenga ganas de venir es demasiado. Esperemos que llegue el 25 de junio, que podamos disfrutar. La Bombonera volverá a ser una maravilla, como siempre. Después veremos cómo continuamos. Yo estoy grande, tampoco me da para jugar tantos partidos. Quiero disfrutar de cada minuto y día. Todos los muchachos invitados contestan que sí. A los hinchas de Boca mandarles un beso grande. Todos no van a poder entrar. Eso me hace sentir raro, que me den tanto cariño».

«Soñaba con ser futbolista, desde chiquito. Soñaba con llegar a la Primera de Argentinos. En el 96 llegué a este lugar, tuve la suerte de debutar con Unión. Pensaba en hacerlo bien. Comencé a jugar y las cosas fueron bien. En el buen sentido de la palabra, todo se fue al carajo. Nunca imaginé que la gente me fuera a querer tanto, que me regalaran una estatua, hacer un partido nueve años después. Esto es un sueño para mí. De chico sólo quería jugar a la pelota. Tuve la suerte de cumplir todo. Esto es demasiado. Nada me sorprende del hincha, hace muchos años dije que estaban locos. Seguro van a cantar y festejar mucho, yo seré la persona más feliz del mundo, nuevamente».

«Fue un sueño cada vez que vestía jugar con nuestro club. Disfrutaba más en casa que de visitante, los hinchas de otros clubes siempre me trataban con respeto. Tuve la suerte de entrar a la Bombonera, de ir hasta la mitad de la cancha, saludar y que la gente gritara mi nombre con el equipo. Atarme los botines, que la tribuna se pusiera blanca. Fue emocionante. El fútbol me emociona, es mi vida. Le debo todo a una pelota de fútbol. Tuve la suerte de conocer a mucha gente. Es maravilloso. Cada día que me levanto, miro al espejo y pregunto por qué me tienen tanto cariño. Cuando me voy a dormir, lo mismo. Cómo hago para que le hincha de Boca me respete siempre igual hasta el día que me muera«.

«Esperemos manejar bien las emociones. Da cosa volver a entrar a la cancha. Lo veo desde arriba cuando vemos a los muchachos. Digo, hay que animarse a jugar. Lo viví en Villarreal, volví al club después de 20 años. Esperemos que pase lo mismo. Cuando te ponés la ropa de futbolista, volvés el tiempo atrás. Estaremos en casa, uno se siente bien. Será un gran día. Después, cuando tengo que elegir al mejor Riquelme, no lo sé. Intenté jugar lo mejor que pueda, compitiendo al máximo. Y tuve la suerte de jugar con grandísimos jugadores, que me hicieron ganar mucho. Fue maravilloso».

«¿La despedida de Maradona? Maradona fue hasta que apareció Messi, lo más grande dentro de un campo de juego. Nos emocionó a todos, todos soñábamos con ser Maradona. Era un rey. Pude jugar y entrenar con él. Esperemos que la gente pueda disfrutar mucho. Será un sueño para mí y mis compañeros. Ponernos la camiseta de Boca será muy lindo».

La familia de Román

«Ser buen padre es mi sueño de adulto, es el más difícil. Flopi y Agustín ayudan, Lola más o menos. Lo vamos intentando».

«La María (su madre) anda bien, habla poco. Vive bien. Esperemos que la pase bien. Va a venir a la cancha. No sé si se emocionará. Será un día importante para toda mi familia. No demuestra mucho, pero debe estar contenta, mirando la tele. Le mando un beso grande. Es mi mamá. Va a estar feliz».

Los goles más lindos

«No me acuerdo de ninguno, je. El de Cúcuta fue el gol más lindo de tiro libre. Fue la única vez que sentí que patee y era gol. Del otro lado, no me acuerdo. Los goles más lindos de este estadio los hizo Palermo. Tuvimos la suerte de verlo desde adentro. Compañeros que lo han hecho muy bien, las cosas muy fáciles. Fue un sueño jugar en este club y que la manera de jugar que tenía, les gustaba cómo jugaba. Esperamos hacerlo bien el 25 de junio».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.