Olé /Por qué Julián Alvarez no entró en la final de la Champions League

Olé te cuenta los planes de Pep y los motivos por los que el ex River no sumó minutos en Manchester City-Inter.

En Estambul, sede de la final de la Champions, no fue un tema de debate. Ni entre los hinchas del Manchester City ni entre los periodistas ingleses. Pero sí en Argentina, donde muchos se preguntaron y cuestionaron por qué Julián Álvarez no sumó minutos ante el Inter. Las redes explotaron con ese tema y en Olé te contamos los motivos.

En los días previos a la final, Pep Guardiola tenía un plan A. Frente al 5-3-2 del Inter, con dos delanteros por adentro, creía que debía defender con tres centrales. Pero esta vez, John Stones no se sumaría al medio desde la posición de zaguero sino desde el lateral derecho por lo que Walker saldría del equipo. Adelante, la idea era igualar esos cinco defensores con Bernardo Silva, De Bruyne, Haaland, Gundogan y Grealish. Como para obligar al Inter a hacer retroceder a un volante para tener superioridad numérica atrás. La idea, que no salió, era hundirlo al equipo de Inzaghi contra su arco.

Pero así como existía un plan A, los que conocen a Guardiola saben que siempre maneja distintas opciones de acuerdo a la postura del rival y al contexto del partido. Y según pudo averiguar Olé, uno de esos planes contemplaba el ingreso de Julián.

Si el partido se mantenía igualado a los 30 minutos del segundo tiempo, iba a ser el turno del ex River, quien ingresaría por un interior para ir de doble punta con Haaland. De hecho, a poco de arrancar el segundo tiempo, con el partido 0 a 0, Guardiola mandó a calentar a cuatro jugadores. Uno de ellos era Álvarez, el hombre de 23 años que ya tiene 12 títulos.

Sin embargo, a los 23 minutos del complemento, Rodri puso en ventaja al City. Y eso modificó los planes de Pep con Julián. Ya no necesitaba otro punta. El contexto del partido había cambiado.

Pese a eso, hubo otra chance para el ingreso del argentino. Cuando faltaban alrededor de cinco minutos para el final (más los cinco adicionados al reglamentario), el DT catalán notó cansado a Haaland. Se veía desde las tribunas. Ya no presionaba adelante y le costaba aguantar la pelota. Pep pensó en Julián pero vio el tiempo de juego, cómo se venía el Inter y consideró mantener al noruego en cancha por una cuestión de estatura. «En los últimos cinco minutos de juego, el rival tuvo tres acciones de pelota parada. Y Haaland nos aporta juego aéreo defensivo», le contaron a Olé.

Una cuestión de altura

Asi, el 1,94 metro del Androide pesó más que su propio cansancio y que la frescura que podía aportarle Julián, que con su 1,72 metro no le da al City la misma presencia física para los centros al área propia.

«Julián es muy valorado por Pep. Tiene el problema de tener a Haaland delante y a otros futbolistas en otras posiciones de ataque que están en gran nivel, pero ha sumado minutos en la temporada y cumplió con goles y buenas actuaciones, incluso en otros puestos», aseguran desde el entorno de Guardiola, quien hace poco lo había elogiado: «Ya en un partido de pretemporada, con pocos entrenamientos encima, me di cuenta lo especial que es. Ojalá se quede muchos años en el City». Su temporada fue muy buena: pese a ser suplente terminó como el segundo goleador del equipo, con 17 tantos, detrás de los 52 de Haaland.

Post partido, a Julián, que ya se sumó a la gira de la Selección Argentina, le preguntaron por su situación y expresó: «Fue una temporada magnífica, increíble en lo personal. No solamente por la victoria, sino porque aprendí mucho, crecí como jugador y como persona. Ahora tengo que ir a la Selección, sumarme ahí, después vacaciones y luego veremos cómo sigue». ¿Puede irse del City en busca de mayor continuidad? Salvo una oferta irrechazable, hoy no parece posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.