Olé / Ibarra, en su peor racha como DT de Boca, ¿cómo sigue su ciclo?

El Negro se fue sin hablar de Córdoba y este lunes temprano llegó al predio pese a que la práctica será por la tarde. ¿Qué va a pasar?

Levantó la mano y saludó a los periodistas que aguardaban por él en los pasillos del estadio Mario Kempes de Córdoba. No se detuvo. Siguió su camino rumbo al micro. Sin hablar. Hugo Ibarra suspendió el sábado la conferencia de prensa luego de la derrota con Talleres de Córdoba. Y ya este lunes por la mañana se presentó temprano en el Centro de Entrenamiento de Ezeiza de Boca pese a que la práctica estaba programada para las 17. A trabajar a full para dar vuelta su peor racha como DT xeneize y los cuestionamientos sobre sus decisiones. ¿Reaccionará con un golpe de timón?

El Boca del Negro lleva una victoria, un empate y una derrota en este comienzo de la Liga Profesional, marcando una clara irregularidad y caída libre en los resultados. Pero hay una racha que viene desde más atrás y analizada en conjunto con lo que pasó en este 2023 puede parecer preocupante: apenas dos victorias en los últimos nueve partidos.

Encima, a los resultados de este arranque se le sumó el muy flojo rendimiento de su equipo, con varios futbolistas en bajo nivel y su decisión de mantener la formación para darles «confianza», pese a que eso implicaba dejar afuera a un jugador como Luca Langoni, quien había sido clave en la conquista del campeonato pasado con goles muy importantes ante las bajas de Villa y Zeballos.

La peor racha

En el medio de esa mala racha general de nueve partidos, pasaron muchas cosas. El equipo empezó a caerse a partir de una derrota 2-0 ante Newell’s, en la fecha 26 del torneo pasado, luego sacó un triunfazo 2-1 ante Gimnasia y se consagró campeón en un final para el infarto al empatar 2-2 ante Independiente, gracias a la mano de River que le ganó a Racing.

Después llegaron tres golpazos: cerró el año antes del Mundial con una derrota por penales ante Patronato en la semifinal de la Copa Argentina y otra por 2-1 frente a Racing en el Trofeo de Campeones, la que terminó con ocho expulsados, entre ellos el propio Ibarra, y este 2023 lo comenzó con una nueva caída 2-1 ante la Academia, esta vez en la Supercopa Internacional en Emiratos Árabes. El bicampeonato obtenido en 2022 entre la Copa de la Liga y la Liga Profesional suavizaron y lógicamente actuaron como escudo protector ante la oportunidad desperdiciada de sumar dos nuevas estrellas al escudo.

Luego del mano a mano y las dos finales, vino el mencionado arranque de la Liga con triunfo ante Atlético Tucumán, empate frente a Central Córdoba y por último, el tropiezo frente a Talleres. Con el silencio del DT, lo cual nunca es una buena señal, aviva el fuego donde tal vez no lo hay y genera más dudas que certezas, siendo además el único entrenador de los clubes grandes que no habla en las previas. ¿Estaba enojado? ¿No tenía nada para decir? ¿No había respuestas? ¿Temía que le preguntaran por su futuro?

Lo que viene

Ibarra lleva 29 partidos desde su debut hace casi siete meses en reemplazo de Sebastián Battaglia y sólo había atravesado una mala racha en esos primeros pasos, cuando perdió los tres partidos de visitante (San Lorenzo, Argentinos y Patronato) y ganó los tres de local (Talleres, Estudiantes y Platense). Pero este momento es mucho peor, porque no está dando sus primeros pasos y necesita tiempo para que los jugadores agarren su idea. La seguidilla de tropiezos y la falta de respuestas futbolísticas lo pusieron en la mira a él, no sólo a algunos jugadores como Pol Fernández, Juan Ramírez, Nicolás Orsini y Sebastián Villa. Así y todo, parece estar lejos el fin de ciclo. Si acaban de renovarle en diciembre para que sea el DT del último año de la actual gestión.

Hasta ahora, igual que ocurrió con Battaglia un año atrás, los primeros partidos fueron para darles oportunidades a los jugadores de experiencia y refuerzos del Consejo de Fútbol que hasta el momento no respondieron. Pero después de la falta de respuestas en Córdoba y su silencio, llegó el momento de las decisiones, de los cambios, de que se vea la mano del Negro en una semana que será cargada de charlas, juramentos y búsqueda de reacción. La mano negra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.