o24 /Lionel Messi: «Vengo con las mismas ganas de ganar de siempre»

La fiesta gran fiesta de bienvendia debió postergarse más de tres horas debido a una fuerte tormenta de viento, lluvias y rayos.

Con un imponente show de música, luces y tecnología pero que no excluyó la emoción, Lionel Messi, el capitán de la Selección Argentina campeona del mundo, fue presentado como nuevo jugador del Inter de Miami y en paralelo como la gran figura de la Major League Soccer de los Estados Unidos. «Vengo con las mismas ganas de ganar de siempre, van a pasar cosas muy lindas», dijo Messi quien podría debutar en el equipo propiedad de la familia anticastrista de los Mas y de David Beckham el próximo viernes 21 ante Cruz Azul en la Leagues Cup, de la que participan clubes de ese país y de México.

En medio de un clima lluvioso y cálido y más tarde de lo previsto, Messi, su esposa Antonella y sus tres hijos Thiago, Mateo y Ciro, todos ellos vestidos con la camiseta rosada del nuevo equipo de su padre, hicieron su ingreso al escenario ubicado en el centro del campo de juego del pequeño estadio DRV-PNK, donde lo esperaban los dueños del club, los hermanos José y Jorge Más y Beckham, quienes le hicieron entrega de la casaca con el número 10 en la espalda, en medio de una imponente salva de fuegos de artificio.

«Estoy muy ilusionado de estar en Miami y muy feliz de haber elegido esta ciudad y este proyecto y de haber venido acá con mi familia», dijo luego Messi al dirigirse a los 25 mil espectadores presentes. «Tengo ganas de empezar a entrenar y a competir y a ayudar a que el club siga creciendo. Quiero dar las gracias por el recibimiento, el cariño y por hacernos a todos felices», agregó el supercrack rosarino bajo una llovizna que obligó a acortar la ceremonia.

La presentación se demoró más de tres horas por una intensa tormenta eléctrica que se abatió sobre Miami y que obligó a retrasar el ingreso del público al estadio. Quince mil hinchas argentinos que esperaban afuera desde temprano con camisetas de la Selección con el número diez en la espalda (tanto la titular como la violeta alternativa), banderas celestes y blancas y también con la casaca del Inter terminaron empapados por el vendaval de agua, viento y relámpagos. Pero igualmente se mantuvieron en la cercanía del estadio a la espera de novedades hasta que las autoridades del club, una vez superado el alerta meteorológico, habilitaron el acceso del público y los invitados especiales.

Además de Messi, Inter Miami incorporó al mediocampista Sergio Busquets, su ex compañero en Barcelona de España quien también participó de la presentación , y acordó el arribo del delantero de Colón de Santa Fe Facundo Farías. No obstante, la idea del conjunto estadounidense es seguir contratando estrellas que rompan el mercado, por lo que se encuentra interesado en sumar al lateral Jordi Alba, quien tiene muchas chances de ser refuerzo, al defensor Sergio Ramos y al atacante Eden Hazard, entre otros.

Otro sueño para el Inter Miami es el uruguayo Luis Suárez, uno de los grandes amigos de Messi, y, pese a que afirmó que continuará en Gremio de Brasil, la intención del nuevo club de Leo es tentar al delantero para sumarlo ahora a sus filas o, en caso de no lograr un acuerdo, asegurar su llegada para diciembre de este año.

En tanto, Nelson Rodríguez, presidente ejecutivo de la Major League Soccer admitió que la llegada de Lionel Messi a la estructura representa “otro nivel” y hasta deslizó que la Liga “no está 100 por ciento preparada” para recibir semejante “bomba futbolística”. “Esto es otro nivel. Es único e histórico porque el mundo ha cambiado. Eso se nota con un teléfono en la mano, en las redes sociales”, expresó el gerente, en la conferencia de prensa que ofreció a los medios presentes en Miami.

«Tuvimos grandes llegadas de muchas súper estrellas durante nuestra historia. David Beckham, el ´Pibe´ (Carlos) Valderrama, Mauricio Cienfuegos, Thierry Henry, Rafael Márquez, Zlatan Ibrahimovic. Todos ellos pisaron las canchas de la MLS en algún momento, pero esto es distinto”, reconoció Rodríguez. “No hay persona en el mundo que no se haya enterado de que Messi vino al Inter Miami. El impacto todavía no lo podemos saber y preferimos no tocarlo», aseguró.

Acerca de las expectativas del supercrack rosarino, el gerente rescató que » (Lionel) Messi llega a la MLS con hambre de triunfar y sentimos que no viene a pasear a nuestra liga. Su actitud y la decisión nos demuestra que apunta muy alto como lo ha demostrado siempre dentro de la cancha», concluyó Rodríguez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.