o24 /El salario mínimo será de $ 118.000 el aumento será del 34% en tres tramos

El Consejo del Salario aprobó por mayoría un aumento del salario mínimo del 34% en tres tramos (julio a septiembre), lo que elevará ese ingreso a 105.500 pesos este mes, a 112.500 en agosto y a 118.000 pesos en septiembre, lo que fue rechazado por la CTA Autónoma, en tanto la CTA de los Trabajadores, que encabeza Hugo Yasky, se abstuvo en la votación.

El incremento del ingreso mínimo fue aprobado sobre la base de los valores vigentes a junio último, de 87.987 pesos. Cabe destacar que, en el último año, el salario mínimo tuvo una reducción de más de 20 puntos en términos reales (era 45.540 en junio de 2022).

El aumento previsto para el inicio de este tercer trimestre, aplicable a julio, representa una actualización del 20 por ciento por sobre el salario mínimo vigente al mes de junio. Es decir, que supone una recuperación parcial del salario real, al ubicarse 14 puntos por encima del último índice de precios al consumidor, informado este jueves por el Indec, del 6 por ciento para el mes de junio.

Los incrementos acordados para el salario mínimo en el primer semestre del año acumulan un 42 por ciento, lo cual lo dejó ocho puntos por debajo del aumento del índice de precios al consumidor. Con el incremento informado por el Indec para junio del 6 por ciento, el alza promedio de los precios minoristas acumuló 50 por ciento en el primer semestre.

Para agosto, el aumento previsto para el salario mínimo según lo resuelto por el Consejo, será del 6,6 por ciento, en tanto que para septiembre la variación mensual propuesta será menor al 5 por ciento, si los salarios mínimos de cada mes se calculan en comparación con el mes inmediato anterior. Si se lo compara con el valor de junio, los aumentos serían del 8 por ciento en agosto y 6 por ciento en septiembre, lo que da como resultado el aumento del 34 por ciento total del trimestre.

Discrepancias y oposición
«En el gobierno del Frente de Todos, el SMVM es sinónimo de pérdida de su poder adquisitivo y de insuficiencia para garantizar condiciones adecuadas de reproducción de la fuerza laboral», asegura con dureza el documento «Hacia la convocatoria del Consejo del Salario» que elaboró el Instituto de Estudios y Formación de la CTA-Autónoma.

De acuerdo a la CTA Autónoma, el salario mínimo acumula una caída del 7,5 por ciento en relación a diciembre de 2022 y, si se compara con diciembre de 2019 es decir con la situación que dejó el gobierno de Cambiemos, la caída del poder adquisitivo del SMVM es del 18 por ciento.

Si se retrocede aún más en el tiempo, y se lo compara con la situación a diciembre 2015, es decir con el nivel en que lo dejó el último gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, la caída del SMVM es del 55 por ciento. El aumento que reclamó la organización que encabeza Hugo «Cachorro» Godoy fue, justamente, del 55 por ciento en una sola cuota, lo cual llevaría el salario mínimo a 135 mil pesos.

La ley que le dio origen al Consejo del Salario plantea la necesidad de que en ese ámbito se establezca una canasta básica de referencia, trámite que nunca se encaró.

Otro de los planteos que se llevó a la mesa de debate en la jornada –que se concretó vía zoom, bajo la presidencia de la ministra de trabajo, Kelly Olmos– fue la creación de instrumentos que sean útiles para incorporar a los beneficios del salario mínimo vital y móvil a muchos sectrores actualmente no acceden, como estatales municipales, trabajadores rurales y trabajadoras de casas particulares.

Marchas y protestas
Diversas organizaciones se movilizaron en la capital federal en coincidencia con el tratamiento del nuevo salario mínimo. Distintos grupos encuadrados en el Frente Popular Darío Santillán y el Frente de Organizaciones en Lucha se concentraron en el centro de la ciudad y marcharon hacia la sede del Ministerio de Trabajo sobre la aveninda Leandro N. Alem, para reclamar «un aumento razonable» del salario mínimo.

A través de un comunicado, fijaron su posición señalando: «Queremos un aumento que nos lleve a la recuperación de lo que perdieron los salarios en los últimos años. Reclamamos también el reparto de las horas de trabajo: trabajar 6 horas, para trabajar todxs, sin bajar los salarios. Ante una nueva convocatoria del Consejo del Salario, lxs trabajadores cooperativistas y de la economía popular, movilizamos para exigir que el SMVM le gane a la inflación».

Otro sector de izquierda que se manifestó en las calles en este jueves de definiciones fue el Polo Obrero, que marchó en horas del mediodía hasta el edificio de la CGT, en el cruce de la calle Azopardo y la avenida Independencia, de la ciudad de Buenos Aires. Tras una pancarta en la que se leía «Contra el hambre y la pobreza», hicieron oir sus demandas acompañandos por manifestantes que llegaron bajo la identificación del Movimiento Sin Tierra Teresa Vive.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.