iProUP / Sacá cuenta y tarjeta en EEUU, online y gratis: cómo es el neobanco digital que te permite operar en el exterior

Se trata de un neobanco creado por argentinos que permite a personas de todo el mundo operar desde Estados Unidos. Cómo funciona

No es novedad que el trabajo remoto explotó con el estallido de la pandemia y sus consecuentes restricciones a nivel mundial. Pero, ¿qué sucederá en el futuro? Se estima que en 10 años, solamente en los países emergentes, el 50% de los trabajadores que tengan entre 20 y 40 años adoptarán esa modalidad de trabajo de forma full o part time.

El modelo abarcará, así, a unas 900 millones de personas en todo el mundo. Sin embargo, las diferencias en los sistemas finacieros y las restricciones cambiarias generan grandes dolores de cabeza para estos trabajadores a la hora de cobrar por sus horas de servicio.

Ante ese escenario nació Utoppia, un neobanco global basado en California, EEUU, aunque creado para no residentes de ese país que permite a cualquier persona abrir una cuenta en dólares en Estados Unidos sin necesidad de viajar, desde un celular y solamente con el pasaporte.

La cuenta da acceso también a una tarjeta de débito internacional Mastercard para realizar pagos online en tiendas físicas o desde las wallets de los celulares. 

Desde la aplicación aseguran que «Utoppia democratiza financieramente el acceso y garantiza los mismos derechos a todos los trabajadores remotos, sin importar su nacionalidad o país de residencia».

Uttopia: cómo obtener cuenta y tarjeta gratis en EEUU

Vanesa Tavella, CPO (Chief Product Officer) de la firma, recuerda que durante la investigación que dio orígen al producto se dieron cuenta de que con esta solución le estaban dando una respuesta directa a los trabajadores remotos.

«Son esos freelancers que necesitan recibir pagos en el exterior, sobre todo con el crecimiento del trabajo remoto a partir de la post pandemia y realmente es super simple para cualquiera acceder a esa cuenta», asegura a iProUP. 

Abrir una cuenta en Utoppia y mantenerla no tiene costo. «Podés recibir y realizar transferencias domésticas dentro de Estados Unidos a través de un sistema local que se conoce como ACH, recibir pagos internacionales si por ejemplo trabajás para una empresa que no está en Estados Unidos pero te quiere pagar en dólares en ese país a través del sistema SWIFT y también podés enviar pagos internacionales«, asegura Tavella. 

Además, agrega: «Muchas plataformas similares te cobran entre un 1% y un 2%, pero nosotros queremos democratizar el acceso a una cuenta en dólares en Estados Unidos, por lo tanto no te cobramos nada ni para enviar ni para recibir un pago dentro de ese país, ni por ACH ni por Domestc Wire, que es otra forma de transferencia». 

Democratización es una palabra clave para el equipo de Utoppia, que se autodefine como un neobanco. «Esto significa que somos una fintech, es decir, usamos la tecnología para democratizar financieramente el acceso a esta cuenta en dólares«, señala Tavella.

Y añade: «La diferencia es que tenemos un banco sponsor en Estados Unidos, el Lineage Bank, que es el que respalda los depósitos de los clientes a través de la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés). Nosotros cumplimos con toda la regulación y legislación de EEUU y eso fue parte de nuestra propuesta: dar acceso a tener tus fondos en una jurisdicción segura».

«Lo más importante es, ¿cómo usas tu dinero?», se pregunta Tavella. Así responde la ejecutiva: «Si querés usarlo para comprar o viajar tenés acceso inmediato a una tarjeta Mastercard Débito internacional que está linkeada a esa checking account en dólares en Estados Unidos».

Y añade: «Hoy es virtual pero muy pronto vamos a lanzar la tarjeta física y también vamos a relanzar un servicio de criptomonedas para cubrir todas las necesidades de estos trabajadores remotos». 

Pero, ¿cómo se puede utilizar en el país?: «Una tarjeta en dólares en Argentina es una tarjeta interacional como cualquier otra, es como si un extranjero viniera a la Argentina con su tarjeta en dólares, con lo cual no hay ningún tipo de restricción y la podés usar tranquilamente«, señala.

Obviamente, continúa la ejecutiva, «aplicarán todas las condiciones que aplican a cualquier tarjeta internacional, pero en ese sentido no hay ningún tipo de restricción: es lo mismo que una tarjeta en Estados Unidos». 

Uttopia: cómo funciona este banco digital

El modelo de negocio para la aplicación es similar a la de cualquier banco tradicional: «Nosotros ganamos dinero por todos los consumos que los clientes hacen con la tarjeta de débito y, a medida que nuestros depósitos vayan creciendo, también ganaremos plata sobre ellos: son las formas típicas en las que gana dinero un banco o neobanco», resalta.

Además, afirma que no prestan «dinero ni nada de eso porque eso está 100% en el banco sponsor. Nuestra apuesta es que cuando los usuarios concocen Utoppia se queden porque les gusta el producto y a partir de ahí generamos revenue«. 

Si bien Utoppia comenzó trabajando en Argentina, Colombia y México, desde la empresa destacan que se trata de un neobanco global, es decir que personas de 31 países pueden abrir su cuenta en dólares en Estaods Unidos a través de la aplicación.

En este sentido, indica: «Estamos prácticamente en todos los continentes. Obviamente en Latinoamérica, con presencia en Argentina, Colombia, México, Chile y Brasil, que son los mercados emergentes que más tienen esta necesidad, pero también estamos en Europa».

«Tenemos algunos clientes franceses y uno se pregunta para qué necesitan esto si pueden tener una cuenta en euros, pero se ve que también tienen esa necesidad de cobrar en dólares, más que nada los freelancers que tal vez viven en un país pero trabajan para otras naciones totalmente diferentes», relata Tavella, sorprendida. 

La mayoría de sus usuarios son empleados del mundo tech, freelancers, emprendedores, artistas e incluso deportistas.

«Nosotros los definimos como borderless people, es decir, gente que vive en un lugar pero trabaja para otros lugares diferentes o se va moviendo y no está atada a trabajar y vivir en la misma geografía. Así que estamos creciendo y expandiéndonos hacia los cinco continentes, con lo cual tenemos países de los comunmente conocidos como del ‘primer mundo’, como España, Austria o Francia, hasta países de Latinoamérica», expresa la CPO.

Respecto a la Argentina, Tavella asegura que el mercado y el empleo freelance están creciendo cada vez más. Según la ejecutiva, esto se debe a que «es más redituable trabajar para afuera pero también por el talento. Argentina es uno de los países top en trabajo para el exterior por la calidad de talento de la gente que tiene, tanto en ingeniería, como en producto, diseño gráfico, etc. Este formato está creciendo cada vez más y más después de la pandemia»

«Nosotros nos dimos cuenta de que la tecnología nos podía ayudar en es sentido, que podías estar sentado en tu casa en Buenos Aires trabajando para Europa o Estados Unidos de forma totalmente online y eso empujó totalmente el crecimiento. Muchas empresas de hecho ya dejaron de tener oficinas y son 100% remotas y eso nos hizo darnos cuenta de que algo que era una utopía para algunos en realidad era posible«, recuerda la directiva sobre los orígenes de la empresa.

Justamente sobre el puntapié de Utoppia, Tavella destaca que la aplicación se encuentra respaldado por capital de riesgo de Estados Unidos.

«Utoppia fue directo a una ronda de inversión de fondos norteamericanos. Nuestro CEO se fue a vivir a Sillicon Valley y buscó estas relaciones y los fondos de inversiónapoyaron esta idea al ver el potencial de crecimiento que tenía la app, sobre todo a partir de esta necesidad del trabajo remoto y de este gran mercado que estamos atendiendo», recuerda. 

Para comenzar a operar en Utoppia sólo es necesario contar con un pasaporte válido. El usuario debe descargarse la aplicación -disponibles para sistemas iOS y Android- y en sólo cinco minutos puede completar el registro y contar con su cuenta en los Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.