iProUP / Así es el ambicioso Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2030

La iniciativa, que pone el foco en agendas estratégicas y transversales, cuenta con media sanción en el Senado y busca su aprobación en Diputados

El Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2030 (PNCTI) es una iniciativa impulsada por el Gobierno que define, organiza y comunica el conjunto de políticas, estrategias e instrumentos para todos los actores y agentes públicos y privados que integran el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SNCTI).

De características flexibles y abierto a nuevas voces y a la pluralidad, supone un proceso continuo de construcción iterativa, donde las Agendas determinan modos de intervención específicos que, a su vez, son determinados por su trayectoria evolutiva, logros y cambios incrementales.

El PNCTI recibió media sanción en el Senado y ahora comienza a ser analizada por la Cámara Baja, donde el ministro de Ciencia y Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, y expertos en temas tecnológicos, brindarán detalles ante la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara de Diputados, que conduce el diputado radical Facundo Manes.

Principales características del PNCTI

La iniciativa pone el foco en agendas estratégicas, territoriales, transversales y de cambio institucional, proyecta una inversión del 0,85 % del PBI en el año 2025 (en el 2020 fue del 0,52%) y del 1,70% en el año 2030.

El programa expresa diez desafíos nacionales con foco en temas estratégicos que requieren de conocimiento científico y tecnológico.

Los objetivos del Plan son erradicar la pobreza y reducir la desigualdad y la vulnerabilidad socioambiental; impulsar la bioeconomía y la biotecnología para incrementar la producción sostenible y alcanzar la soberanía alimentaria.

Además, contribuir al diseño de políticas para fortalecer la democracia y ampliar los derechos ciudadanos; construir una educación inclusiva y de calidad para el desarrollo nacional; promover la industria informática y de las tecnologías de la información para la innovación productiva y la transformación digital; potenciar la transición al desarrollo sostenible; y fomentar y consolidar un sendero para la transición energética.

El programa también se propone lograr una salud accesible, equitativa y de calidad; desarrollar los sectores espacial, aeronáutico, de las telecomunicaciones y de la industria para la defensa; fortalecer la investigación marítima, la soberanía y el uso sostenible de los bienes del Mar Argentino.

El Plan 2030 presenta Agendas Territoriales Integradoras de Ciencia, Tecnología e Innovación (ATI-CTI) para cada una de las 24 jurisdicciones, que expresan las Prioridades y estrategias de intervención.

El PNCTI al 2030: características y proceso de planificación

El Plan asume una modalidad de construcción progresiva con base empírica, sustentado en intervenciones viables y factibles, tanto desde el punto de vista político e institucional como económico y técnico, a través de las Agendas de CTI. Es un instrumento que no permanece estático ni cerrado; todo lo contrario, se caracteriza por ser flexible, perfectible y abierto a nuevas voces y a la pluralidad para la construcción de una política.

El Plan supone un proceso continuo de construcción iterativa, donde las Agendas determinan modos de intervención específicos que, a su vez, son determinados por su trayectoria evolutiva, logros y cambios incrementales. Estos procesos de codeterminación deben ser acompañados por capacidades renovadas (revisadas) de planeamiento estratégico, seguimiento y evaluación, habilitando su actualización y mejoramiento periódico, y de las cuales se deben inferir nuevos temas para sumar en las Agendas.

Las Agendas definen un conjunto ordenado y convergente de intervenciones orientadas a concretar los objetivos de política del Plan en diferentes dimensiones complementarias, por lo que conforman la trama capilar que aporta contenido y densidad a los grandes lineamientos de su estructura.

Se comportan como plataformas de actores –sociales, institucionales, empresariales–relevantes para la concertación de la visión estratégica, el establecimiento de cursos de acción y la definición de metas mediante la elaboración de hojas de ruta específicas. En este sentido, su elaboración, desarrollo y resultados son concebidos como los procesos centrales de formulación e implementación del Plan.

Las Agendas se orientan por los pilares de gestión ya enunciados: articulación, impacto y federalización.

La federalización garantiza el criterio territorial en la generación, aplicación y distribución de conocimiento y tecnologías.

Las Agendas son de cuatro tipos, según ámbitos geográficos y temáticos de incumbencia:

  • Agendas Estratégicas, representadas por los Desafíos Nacionales.
  • Agendas Territoriales, entre las que se encuentran las Agendas Territoriales Integradoras de CTI y las Agendas Regionales.
  • Agendas Transversales, que se dividen en Agenda de Promoción del Conocimiento, Agenda de Tecnologías Aplicadas a la I+D+i, Agenda de Ciencias Sociales y Humanas para el Desarrollo y Agenda de Ciudadanía y Cultura Científica.
  • Agenda de Cambio Institucional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.