InfoTechnology / Todos los trucos para tener un WiFi super rápido y que no se corte

ESET lanzó una lista con todos los trucos que hay que seguir para tener un WiFi super rápido y que no se corte.

El WiFi que funciona lento o mal puede ser uno de los problemas más molestos para la mayoría de los hogares, ya que no solo complica la realización de actividades recreativas (cómo ver series, jugar videojuegos o hablar en línea) sino que también puede generar problemas laborales con la implementación del teletrabajo.

Con este problema en mente, la empresa ESET, especializada en ciberseguridad, compartió una lista de razones por las que puede andar mal el WiFi así como también una serie de consejos sobre como arreglarlo.

¿POR QUÉ ANDA LENTO EL WIFI? 

Desde la compañía armaron una lista con varias razones que pueden llevar a un mal funcionamiento del WiFi, desde la posición del router, la antigüedad y estado del dispositivo, el número de equipos conectados o el uso de aplicaciones que consumen mucho ancho de banda.

Otra de las razones por las cuales puede funcionar mal la conexión a la red se centra en los canales y bandas de frecuencia que utiliza el WiFi. «Las señales inalámbricas funcionan en diferentes canales y bandas de frecuencia», explican y detallan: «Si, por ejemplo, los vecinos están sintonizados en el mismo canal, es posible que se haya excedido la capacidad del área«. 

La banda de frecuencia de 5 GHz ofrece más canales WiFi para elegir que el espectro de 2,4 GHz, algo que genera que la cobertura puede ser mejor con el primero, pero la velocidad será mejor en el último espectro.

LIMITACIONES, LADRONES Y MALWARE: LOS TRES ENEMIGOS DEL WIFI

Otras cuestiones que se deben revisar en caso de que funcione lento el WiFi son las limitación del ISP, las cuales son establecidas por algunos proveedores de servicios para evitar que los clientes exedan el uso de datos o si hay una congestión excesiva en la red.

Los ladrones de WiFi también generan una congestión en la red que puede traer problemas de velocidad y en muchos casos no son solo vecinos que aprovechan a colgarse a la conexión para no pagar Internet.

Según ESET, se dan casos de cibercriminales que pueden intentar descifrar la contraseña de la red WiFi de la casa para acceder a Internet de forma gratuita, mientras que también aprovechan para instalar algún malware en el proceso.

Finalmente, los programas de ciberataque pueden ser una de las causas para una conexión limitada a Internet, mientras que el uso de Redes Virtuales Privadas (VPN por su sigla en inglés) también puede generar una congestión.

CÓMO OPTIMIZAR EL WIFI PARA EVITAR CONGESTIONES

Todo esto lleva a los consejos de ESET sobre como optimizar el uso del WiFi en el hogar. La empresa brinda varias recomendaciones, entre las cuales se encuentran los siguientes puntos:

  • Colocar el router en un lugar accesible en el centro de la casa.
  • Cambiar la banda de frecuencia o canal de Wi-Fi en caso de que el actual esté sobrecargado de conexiones.
  • Analizar en invertir en una red mesh o de malla para el Wi-Fi que aumente la señal a áreas remotas de la casa.
  • Reiniciar el router y/o instalar cualquier nueva actualización de firmware disponible. Especialmente esto último es algo que debe hacer de forma regular.
  • Considerar reemplazar el router actual por uno nuevo.
  • Considerar cambiar de ISP o actualizar el paquete de banda ancha adquirido.
  • Verificar cuántos dispositivos se están ejecutando en la red doméstica y desconectar los que no estén en uso.
  • Desactivar las aplicaciones y tareas que consumen mucho ancho de banda y que pueden estar ejecutándose en segundo plano.
  • Asegurarse de usar contraseñas seguras y únicas para acceder al administrador del router.
  • Cambiar la configuración de energía de Windows a «alto rendimiento».
  • Si se usa una VPN, considerar actualizar a una versión de VPN más reciente.

Finalmente, también alertan sobre el problema del malware que afecta la conexión. «Un malware que se ejecuta de forma encubierta en su PC/dispositivos puede estar monopolizando el ancho de banda y el poder de cómputo de su equipo, degradando el rendimiento», comenta Camilo Gutiérrez Amaya, Jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica. 

«Descubrir cuál es la causa principal de que su Wi-Fi funcione lento puede ser una labor de prueba y error«, agrega y detalla: «Pero con una lista de verificación sólida para trabajar, es esperable que su conectividad inalámbrica a Internet pronto vuelva a la normalidad».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.