Infobae / Con la sorpresiva presencia de Máximo Kirchner, se reúne la mesa nacional del Frente de Todos

De manera inesperada, el líder de La Cámpora se sumó al encuentro en la sede del PJ Nacional. Alberto Fernández llegó acompañado por Santiago Cafiero. También están Sergio Massa y Agustín Rossi

De manera inesperada, Máximo Kirchner llegó junto a Eduardo “Wado” De Pedro a la reunión de la mesa nacional del Frente de Todos. El líder de La Cámpora había hecho trascender que no sería parte del encuentro -tampoco Cristina Kirchner-, pero apareció junto al ministro del Interior y sorprendió a todos los presentes.

El diputado nacional es de los más críticos de Alberto Fernández y de la gestión. De hecho, la última vez que se vio con el Presidente fue en septiembre del año pasado, cuando le confesó al jefe de Estado que él no quería que estuviera en la fórmula presidencial del 2019. Ahí se terminó de romper la relación.

Kirchner decidió a último momento concurrir. Hasta el mediodía mantenía su postura de no ser parte. Pero finalmente decidió llegar junto a De Pedro, quien viajó desde Tucumán tras reunirse con un grupo de gobernadores peronistas.

A la reunión ya llegaron Pablo Moyano, Jorge Capitanich, Gustavo Bordet, Malena Galmarini, Mario Secco, Hugo Yasky, Diego Giuliano, Fernando “Chino” Navarro, Cecilia Moreau y Lucas Ghi.

El presidente Alberto Fernández, por su parte, arribó acompañado por Santiago Cafiero, Victoria Tolosa Paz, Julio Vitobello y Juan Manuel Olmos. También se sumó Sergio Massa y Agustín Rossi, el flamante jefe de Gabinete.

“Vamos a empezar a charlar. Nos invitó el Presidente para diseñar todo lo de las elecciones”, dijo Secco y confirmó que se analizará la proscripción de Cristina Kirchner.

Previo a esto, el kirchnerismo definió quiénes serán sus otros representantes en el cónclave que se desarrolla en la sede del Partido Justicialista. Además de Máximo Kirchner y “Wado” De Pedro, están la senadora nacional, Anabel Fernández Sagasti; el titular de la UOM, Abel Furlán; el ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires y dirigente de La Cámpora, Andrés Larroque, la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, y el titular del gremio La Bancaria, Sergio Palazzo. Los nombres tiene peso propio y se sentarán en la mesa bajo un contexto de tensión política dentro del oficialismo.

A los apellidos ya conocidos como De Pedro o Larroque, esta tarde se conoció que además se sumarán Fernández Sagasti, Furlán y Palazzo. Éste último llega a la mesa en medio de un conflicto con la cámara entidades bancarias y con el anuncio de un paro nacional para este miércoles 23 de febrero, luego de que la representación sindical -que encabeza el propio Palazzo- no llegara a un acuerdo con las cámaras del sector en la discusión por las paritarias 2023. Además, el titular del gremio La Bancaria y también diputado nacional, mantuvo una reunión en las últimas horas con el jefe de La Cámpora y otros representantes sindicales en la que le hicieron saber a Kirchner que su madre debe ser la candidata presidencial en las próximas elecciones.

La presencia de Máximo Kirchner, De Pedro, Larroque, Mayra Mendoza y Fernández Sagasti, es La Cámpora en su estado más puro y la garantía de que allí Cristina Kirchner tendrá representación plena. En sus últimas declaraciones públicas -en una entrevista a la revista La Tecla– Larroque cruzó fuertemente al presidente al que tildó de irresponsable por gobernar “como si él expresara al sector mayoritario de la coalición”, remarcando que no se podía condenar la unidad “por los equívocos del presidente”.

De Pedro viene tejiendo una especie de precandidatura presidencial en caso de que se habilite esa posibilidad. Pese a que está encolumnado detrás de la vicepresidenta, se mueve con autonomía y junta fotos con gobernadores del peronismo. Semanas atrás tuvo su pico máximo de tensión con el presidente cuando éste reconoció que hacía meses que no hablaba con De Pedro y que le preguntaran al ministro por qué se daba esta situación.

Además de definir la representación, el kirchnerismo se encamina a conseguir que el documento final de la mesa del Frente de Todos exhiba un respaldo a la ex presidenta por su situación judicial y abonará la teoría de que Cristina Kirchner fue proscripta electoralmente tras el fallo por la causa Vialidad que la condenó a 6 años de prisión e inhabilitación perpetua para el ejercicio cargos en la función pública.

En el kirchnerismo, el tema venía debatiéndose puertas adentro una vez conocida la convocatoria a la mesa del Frente de Todos. La semana pasada hubo una reunión en Ensenada entre las principales figuras del peronismo K con base territorial en la provincia de Buenos Aires. Allí se planteó cómo romper con la proscripción que denunció la vicepresidenta en el marco de la campaña electoral que se avecina. Uno de los caminos era“no dejar morir” el tema e incluirlo por ejemplo en el temario de la reunión de este jueves. A priori, ese ítem, está garantizado.

Según pudo saber Infobae más temprano, el documento que se difundirá luego de esta primera reunión incluirá la ratificación de las PASO como instrumento para definir candidaturas, la unidad dentro de la coalición gobernante y una crítica hacia los procesos judiciales que podrían derivar en una inhabilitación de la Vicepresidenta en el próximo proceso eleccionario.

El camino para llegar al último punto fue trabajoso. Desde un principio, cuando el presidente convocó a la mesa del Frente de Todos, el ala cristinista aceptó el convite que venía reclamando desde el año pasado y antes también. Uno de los condicionantes era que además de la situación de CFK se discutiera también el rumbo de la gestión. Esta mañana en Casa Rosada no había intenciones de que el tema de la gestión sea parte del temario.

Los intendentes del conurbano también definieron representantes. A la sede del PJ llegarán, el jefe de Gabinete bonaerense e intendente en uso de licencia de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, Fernando Espinoza (La Matanza) y Juan José Mussi (Berazategui), en representación de la Tercera sección electoral. Mientras que Alberto Descalzo (Ituzaingó), Mariel Fernández (Moreno) y Lucas Ghi (Morón), lo harán por la Primera sección electoral.

Entre el intendentismo hay figuras más cercanas a Cristina Kirchner o a Alberto Fernández. La intención de los jefes comunales es rescatar la unidad del peronismo como punto de partida y objetivo final. Ayer, el presidente mantuvo una reunión en Casa Rosada con Descalzo, Mussi y el ministro de Obras Públicas -también del grupo de intendentes- Gabriel Katopodis. “La prioridad debe ser escuchar y atender la agenda de la gente, es tiempo de discutir políticas públicas no candidatos”, dijo Descalzo al salir del encuentro cuando fue consultado por la reunión de este jueves en la que él -junto a otros cinco dirigentes locales- tendrá una silla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.