i24 /Una familia necesitó en abril $203.360 para no caer en la pobreza

El costo de los productos que integran la Canasta Básica Alimentaria (CBA) subió 7,3 % en abril, lo que determinó que una familia conformada por dos adultos y dos hijos menores necesitara ingresos por $97.148 para no caer en la indigencia, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos.

En tanto, el costo de la Canasta Básica Total (CBT) subió 6,3 % en abril, por lo que el mismo grupo familiar necesitó contar con ingresos por $203.360 para no caer debajo de la línea de la pobreza.

El Indec dio cuenta la semana pasada que la inflación minorista durante abril ascendió al 8,4%, impulsado por el rubro Alimentos y Bebidas que marcó una suba superior al promedio general, de 10,1%.

De esta forma, la CBA, que mide la evolución de los precios de productos alimenticios necesarios para la subsistencia, y que marca el umbral por debajo del cual se cae en la línea de indigencia, acumuló un incremento de 40,1% en los primeros cuatro meses del corriente año, contra una inflación general del 32% en similar período.

En tanto la CBT, que mide los ingresos necesarios para pagar alimentos y bebidas, indumentaria y servicios de una familia tipo, subió 33,3 % entre enero y abril. La diferencia porcentual entre una canasta y otra radicó en abril en que las tarifas de los servicios públicos registraron aumentos inferiores que el observado en el rubro alimentos.

En el caso de tres integrantes estos valores se ubicaron en los $161.899 y si fuesen cinco integrantes, $213.891. Estas mediciones se incrementaron un 113,5% de forma anual. Este índice mide el umbral de la pobreza, por lo tanto un adulto necesitó en marzo $65.813 para no ser considerado pobre.

Por su parte, la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que determina el umbral de la indigencia, se incrementó el 121,4% mensual, por encima de la CBA. Un adulto necesito al menos $30.469 en marzo para no ser indigente. En el caso de una familia tipo (cuatro integrantes) la cifra fue de $94.148. En el caso de tres miembros ($74.953) y cinco, $99.023.

Si bien Canasta Básica Total superó el umbral clave de los $200.000 por familia para no ser pobre, ambas mediciones quedaron por debajo del IPC de abril. La inflación marcó un elevado 8,4%, el nivel mensual más alto desde 2002 (cuando trepó hasta el 10,4% en abril de ese año, tras la salida de la Convertibilidad). Cabe resaltar que durante el mes pasado, Alimentos y bebidas no alcohólicas saltó un 10,1%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.