ElTribuno / Sin arreglo con los anestesistas, que el norte necesita con suma urgencia

Se cumplirán cuatro semanas desde que el hospital Perón, nosocomio de referencia de General Mosconi, Aguaray, Salvador Mazza y del departamento Rivadavia, no cuenta con este servicio esencial.

Hasta anoche los cuatro profesionales anestesistas que deben cubrir los servicios de los cuatro quirófanos de los que dispone el hospital Juan Domingo Perón de Tartagal no habían alcanzado un arreglo con el Ministerio de Salud de la Provincia, por tanto se cumplirán 4 semanas sin que el hospital de referencia de los nosocomios de General Mosconi, Aguaray, Salvador Mazza y el departamento Rivadavia cuente con este servicio esencial en un hospital con cuatro quirófanos. A pesar de toda esta controversia, que tiene en el centro de la tormenta a los pacientes, el ministro Esteban salió ayer a declarar que «está asegurado el servicio de anestesia en el hospital de Tartagal. Dos profesionales anestesiólogos se desempeñarán en el nosocomio (que tiene 4 quirófanos) para cirugías programadas, no programadas y urgencias».

La situación genera una gran preocupación, ya que si bien las urgencias son derivadas a una clínica privada que a raíz de la falta de médicos anestesistas suscribió un convenio con el hospital Perón, las cirugías programadas no pueden llevarse a cabo y son derivadas a Orán o a Salta, con el trastorno que significa para los pacientes y los familiares, en su mayoría de muy bajos recursos y sin obra social.

El hecho de que las urgencias sean derivadas a una clínica de Tartagal no implica para nada una solución, ya que en servicios como ginecología la vida del niño por nacer o de una parturienta muchas veces dependen de la celeridad con que se la trate; algo que sucede también los fines de semana con accidentados o personas lesionadas que no pueden ser intervenidas quirúrgicamente por la falta de anestesistas.

El lunes por la noche se realizó una masiva movilización en Tartagal exigiendo un servicio de salud acorde a las necesidades, ya que no solo faltan médicos anestesistas, sino de todas las especialidades, y clínicos para cubrir las guar dias.

El convenio que no fue

El martes pasado el ministro de Salud de la Provincia y la responsable de las finanzas de ese Ministerio, Juan José Esteban y Marcela Tula, llegaron a Tartagal luego del anuncio realizado desde la capital de la provincia referido a la inminente firma de un acuerdo entre 4 profesionales anestesiólogos que comenzarían a prestar servicios en el hospital Juan Domingo Perón. El anuncio concitó la lógica expectativa, por lo que los medios de comunicación de la zona participaron de una reunión de prensa brindada por el ministro. Pero grande fue la sorpresa cuando se explicó que Esteban y Tula llegaron a dialogar con los 4 profesionales y a acercar posiciones.

La multitudinaria marcha que se había realizado por las calles de la ciudad el lunes, aparentemente es lo que apuró la presencia de ambos funcionarios. Pero después de varias horas de reunión la situación quedó sin cambios. El hospital de cabecera del departamento San Martín, con un área de influencia de unos 200.000 potenciales pacientes, sigue sin anestesistas.

Por medios locales el ministro Esteban precisó que «hay algunas situaciones que legalmente no las podemos asumir; por ejemplo que pagamos prestaciones o pagamos horas guardia, pero no podemos pagar esos dos ítems. La Sindicatura General de la Provincia no nos permite pagar doble el trabajo y esa es la dificultad que tenemos en este momento. El valor de hora guardia se ha pactado a través de la Asociación de Anestesistas en $1.400, de manera que ese es el monto que hay que priorizar».

La contadora Tula explicó: «Nosotros como propuesta abonaríamos de julio a octubre $1.440 la hora y $1.660 a pártir de octubre. Ellos piden $ 2.500, y eso es imposible».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.