ElTribuno / Los veloces pasos que mueven a la minería en la provincia

 Salta es el distrito que más creció en la mayoría de los indicadores de la actividad. Solo en cuanto al empleo directo en el sector aumentó 38,4% en un año.

El jueves próximo, desde la 10, en el Centro de Convenciones de Limache tendrá lugar el ciclo de charlas organizado por El Tribuno «Hablemos de lo que viene», que tratará sobre la actualidad de la minería. Es tal la velocidad con la que se desarrolla esa actividad en la provincia que entre la anterior edición de esta misma presentación, hace un año, y la que se brindará dentro de tres días el panorama del sector en Salta cambió, o evolucionó, de manera exponencial.

En ese tiempo arrancó la construcción de tres minas de litio en la Puna salteña, que una vez que entren en producción, entre 2024 y comienzos de 2025, la provincia será uno de los mayores productores mundiales de ese mineral, clave en la revolución energética a la que se dirige el planeta.

Asimismo, hace unos días se conoció que es muy probable que en 2024 se inicie la edificación en Salta de la mina de cobre Taca Taca, que podrá ser una de las más grandes de Sudamérica. Ese metal es fundamental también, al igual que el litio, en el desarrollo de las nuevas tecnologías que van de la mano con el uso de energías más sustentables y no contaminantes.

La generación de empleo privado es uno de los indicadores donde se puede apreciar de mejor manera la evolución de la minería en la provincia. En ese rubro, Salta es el distrito que más creció en cuanto a la creación de nuevos puestos de trabajo directo entre las provincias mineras del país.

Los últimos datos que proporciona el Sistema de Información Abierta a la Comunidad sobre la Actividad Minera en Argentina (Siacam) dan cuenta que Salta cerró 2022 con 4.040 puestos de trabajo directos en la minería. Son más de 1.100 empleos más que en diciembre de 2021 y significó un 38,4% de crecimiento interanual.

A esos números se los debe multiplicar por dos, como una estimación mínima del empleo indirecto formal que genera la actividad. Solo entre las pymes salteñas que son proveedoras de la minería hay unos 5.000 trabajadores, de acuerdo a lo que consignaron desde la Cámara de Proveedores de Empresas Mineras de Salta (Capemisa). Son alrededor de 230 las firmas locales que trabajan en el negocio minero a través de diferentes rubros.

Asimismo, en lo que es la construcción fundamentalmente de las primeras tres minas de litio de la provincia, hacia fin de 2022 había cerca de 1.400 obreros, según el registro de la Unión Obrera de la Construcción de Argentina (Uocra). Desde el gremio estiman que en el transcurso de este año llegará a 3.500 la cantidad de trabajadores de este sector.

En el Siacam se observa que Salta ya es la tercera jurisdicción minera con mayor cantidad de empleados directos en la actividad, por detrás de Santa Cruz, que tiene 9.258 trabajadores, y San Juan (5.064 puestos). Jujuy se encuentra en el cuarto lugar con 3.361 puestos laborales mineros y Catamarca cuenta con 2.188.

La gran mayoría del empleo minero de la provincia es ocupado por salteños. Si bien no hay datos actualizados al respecto, la premisa es fácilmente comprobable porque a partir de la reglamentación de la ley de promoción minera (en 2020) las empresas de esta rama están obligadas a tener trabajadores locales en un porcentaje de entre el 40 y 70%, de acuerdo a la envergadura de los proyectos y con prioridad para los pobladores de las localidades colindantes a las minas. Lo mismo rige para la contratación de servicios y bienes.

Expectativa

La primera planta de litio que empezaría a producir en Salta sería la del salar Centenario Ratones, que tiene prevista su primera exportación para abril de 2024. Está a cargo de la compañía francesa Eramet y el grupo chino Tsingshan, que se unieron en noviembre de 2021 para finalizar la construcción del proyecto ubicado a 60 km de Santa Rosa de los Pastos Grandes, que arrancó en 2010 solo con la firma gala a través de su subsidiaria Eramine Sudamérica. La inversión total para su funcionamiento es de 771 millones de dólares y genera en la actualidad 1.050 puestos de trabajo.

Entre 2024 y 2025 también está prevista la puesta en producción de los otros dos proyectos que están en construcción en los salares de esta provincia: Mariana, a cargo de la empresa china Ganfeng Lithium, y Sal de Oro, de la surcoreana Posco.

La construcción de la planta del yacimiento Mariana arrancó a fines de mayo del año pasado en el Salar de Llullaillaco, con un presupuesto de 600 millones de dólares. La etapa de obra de la mina genera 1.300 puestos de trabajos directos y se contratarán otros 455 para cuando empiece su producción. Está estipulada, además, la edificación de una planta de procesamiento de carbonato de litio en el Parque Industrial de General Güemes y un parque fotovoltaico en la Puna salteña para abastecer de electricidad limpia las operaciones del emprendimiento minero.

La inversión de la minera Posco se realiza en el Salar del Hombre Muerto, en límite entre Salta y Catamarca. La construcción de la planta demanda una inversión de US$830 millones de dólares. La planta de extracción de litio está ubicada en la zona norte del salar y también se construirá otra planta de producción de carbonato e hidróxido de litio en el Parque Industrial de General Güemes. La edificación requiere 1.500 puestos de trabajo y para la etapa de operación unos 400 empleos. En la primera etapa, la empresa estima producir 25 mil toneladas de hidróxido de litio por año, elevándose en la segunda y tercera fases previstas a 100 mil toneladas.

En cuanto a Taca Taca, directivos de la empresa canadiense First Quantum Minerals, que está a cargo del yacimiento cuprífero, manifestaron la semana pasada al gobernador Gustavo Sáenz la voluntad de iniciar la construcción de la mina en 2024. Para concretar ese paso, que demandará alrededor de 3.600 millones de dólares, la minera debe lograr la aprobación del informe de impacto ambiental del proyecto, cuyo trámite está demorado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.