ElTribuno / Gastronómicos y hoteleros reclaman por la falta de agua

Los constantes cortes en el servicio afectaron a locales céntricos, en momentos en que hay mucho movimiento.

La falta del servicio de agua potable sigue poniendo en jaque a los salteños. Entre las localidades más afectadas están Tartagal y la capital salteña. En esta última, gastronómicos y hoteleros se vieron severamente perjudicados.

En las últimas horas hubo falta de agua en restaurantes, confiterías, bares y hoteles de los paseos céntricos de la ciudad, por lo que los trabajadores debieron rebuscárselas para poner en funcionamiento los locales.

Los cortes afectaron locales del Paseo de los Poetas, el Paseo Güemes, el Paseo Balcarce y locales de la calle Santiago del Estero.

«Hubo muchos problemas con el agua en hoteles y restaurantes de toda la ciudad, pero en la zona de Tres Cerritos, por ejemplo, el problema es grave porque no hay servicio hace mucho tiempo», explicó a El Tribuno Juan Lucero, presidente de la Cámara Hotelera, Gastronómica y Afines.

Y añadió que «no podemos cerrar porque esta es la temporada que esperamos todo el año para poder trabajar así que nos rebuscamos como podemos. Pedimos camiones cisternas y estamos tratando de ver de qué manera nos pueden dar una mano desde Aguas del Norte para poder trabajar».

Contó que solicitaron agua de camiones cisterna, pero que les advirtieron que el rubro no es la prioridad. «Nos avisaron que no somos prioridad la hotelería y gastronomía, pero si un hotel no tiene agua es muy difícil la situación porque los huéspedes se quejan», expresó Lucero.

Precisó que otra problemática es que no hay suficiente recarga de noche como para que las cisternas puedan llenarse y así poder abastecer a un hotel con una ocupación medianamente buena. «Entonces se trabaja como se puede. Es lamentable porque esto forma parte del servicio y no es posible brindar un servicio de excelencia como siempre lo tenemos en Salta», hizo hincapié.

En un hotel céntrico frente a la plaza principal de la ciudad de Tartagal también hay problemas por la falta de agua. Uno de los huéspedes contó que debe juntar lo que puede de agua en baldes para poder bañarse. «Como todos los ciudadanos de Tartagal sufrimos la falta de agua y todo se agrava por la fuerte ola de calor que estamos atravesando», contó.

Remarcó que en esta época es cuando más se necesita agua potable para beber, lavado, higiene y funcionamiento de baños ya que se incrementan los riesgos de enfermedades de la época.

Por otra parte, en la capital salteña, vecinos del barrio La Loma, en la zona oeste, también se quejaron por los cortes de agua.

«Tengo varios números de reclamos a Aguas del Norte y solo se limitan a responder que van a verificar, o que están en recuperación de nivel. En una oportunidad me equivoqué al dar mi número de NIS y respondieron que como poseía deuda no podían tomar el reclamo, lo cual me molestó porque no debo nada, pero si lo hiciera ellos cobrarán igual por un servicio que no prestaron», contó Mónica, una vecina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.