El Tribuno /Comienza a derrumbarse el precio de la coca en el norte, menos en Salta capital

En algunas ciudades norteñas ya se comercializa desde los 7.000 pesos el kilo de seleccionada u “hojeada”, sin embargo en la ciudad de Salta llega a los 23.000 pesos.

En los últimos días el precio de la coca comenzó a caer tanto en la frontera provincial, como en la vecina Jujuy. Los valores inaccesibles que alcanzó durante la cuarentena tornó en prohibitivo este producto llegado desde Bolivia y que tiene un alto significado cultural para la región. Sin embargo, esta curva decreciente de su valor económico todavía no se refleja en la ciudad de Salta y localidades cercanas, donde un kilo supera con creces los 20.000 pesos.

En este sentido, vale poner de referencia algunos precios que comienzan a barajarse en las localidades norteñas, caso Orán, donde el kilo de seleccionada u “hojeada” se consigue desde los 7.000 y 7.500 pesos. Se trata de una diferencia abismal respecto de los valores a los que llega a poco más de 200 kilómetros más hacia el sur.

En la zona central de la provincia mucha gente ha dejado de coquear. Gran parte abandonó el hábito por falta de recursos y otro tanto porque dice no estar dispuesto a “dejarse robar” con los precios. Solo unos pocos salteños hacen el esfuerzo de pagar 300 pesos los 20 o 25 gramos, para darse el gusto de armar un “acullico”. «Yo pago eso para eso para sacarme un poco el gusto nomás, pero muy de vez en cuando. Antes compraba una bolsita por día, hoy una por semana o cada diez días. Si no bajan el precio, voy a dejar nomás», contó Sebastián, un reconocido coquero de Los Alamos, Cerrillos.

Todo hace pensar que de continuar esta situación, el “negocio de hoy será el hambre de mañana” para quienes comercializan estas preciadas hojas ancestrales, propias de la cosmovisión de los pueblos andinos y de la clase trabajadora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.