El Tribuno /Buscarán disminuir los grupos de riesgo antes de la segunda ola de coronavirus

En el hospital Oñativia diagraman estrategias para reducir efectos nocivos en la población.El nosocomio ya había registrado una alta mortalidad en las personas con obesidad.

Que la pandemia haya llegado al país casi luego de recorrer el mundo, permite que las autoridades puedan diagramar un programa de acción para adelantarse a los hechos, teniendo como referencia lo que sucede en los países donde golpeó primero.

El algoritmo que se observó en Europa, por ejemplo, es de disminución de contagios durante el verano, para ascender nuevamente con la entrada al otoño- invierno. Atentos a esta información, desde el hospital Arturo Oñativia, nosocomio especializado en patologías que tienen los grupos de riesgo, trabajarán para mitigar las consecuencias que acarrearía la segunda ola.

Desde el hospital ya se había registrado una alta mortalidad en personas obesas, todos los pacientes con esta patología que necesitaron respirador fallecieron.

Marcelo Nallar, gerente del hospital, indicó que habrá una segunda ola y que comenzaría con el otoño. «Sería óptimo que nos encuentre con el grupo de riesgo reducido», aseveró. Diabéticos, obesos e hipertensos son algunos de los pacientes que atienden en el Oñativia. En esas patologías el personal sanitario trabajará con diferentes estrategias para recuperar pacientes y disminuir la gravedad de las enfermedades que padecen. «No es lo mismo una diabetes descontrolada que controlada. La descontrolada tiene mayor posibilidades de tener infecciones, no solo de COVID-19, sino con otros virus con el que convivimos todo el tiempo», explicó Nallar.

El médico destacó que en «los próximos cuatro, cinco meses de primavera-verano», el salteño debe tener por delante dos objetivos: evitar la propagación del virus mediante la responsabilidad individual y «corregir malos hábitos que los colocó en los grupos de riesgo».

«Si se corrigen los malos hábitos, el grupo de riesgo será mucho menor, sobrepeso, síndrome metabólico y diabetes serán en menor cantidad y estarán más controlados», señaló Nallar que al mismo tiempo destacó que esto llevaría también a bajar la mortalidad.

El personal sanitario deberá ir en búsqueda de los pacientes que dejaron de atenderse durante la pandemia.

Desde el nosocomio habían podido retomar el contacto mediante las teleconsultas, pero, informaron que en los últimos meses las consultas disminuyeron.

Una de las redes con las que dispondrá el personal sanitario son las campañas de concientización que se organizan para el Día Mundial de la Diabetes que se celebra el 14 de este mes y el Día de la Obesidad que se celebra el 20.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.