El Sol / Asesinan a un científico ruso que investigaba una vacuna contra el coronavirus

Alexander «Sasha» Kagansky fue hallado muerto en circunstancias sospechosas, semidesnudo, con al menos una puñalada y desplomado desde un piso 14.

Alexander “Sasha” Kagansky, un destacado científico ruso que investigaba una vacuna contra el COVID 19, fue asesinado en San Petersburgo.

El experto de 45 años cayó en ropa interior desde una ventana del piso 14 de un departamento y, al parecer, fue encontrado con heridas de arma blanca, producto de lo que sería un forcejeo.

El Comité de Investigación de Rusia abrió una investigación por asesinato y un sospechoso de 45 años ya fue detenido, según el portal ruso Moskovsky Komsomolets (MK).

Kagansky se había desempeñado como Director del Centro de Medicina Genómica y Regenerativa de la Universidad Federal del Lejano Oriente de Rusia en Vladivostok.

El portal MK informó también que el académico había estado “desarrollando una vacuna contra el coronavirus”, aunque no dio detalles sobre la droga en la que estaba trabajando. Agregó que el científico murió “en circunstancias extrañas” y la policía manejaba como hipótesis que había tenido lugar una “pelea” antes de que Kagansky cayera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.