El País/El economista de extrema derecha Javier Milei es el nuevo presidente de Argentina

El economista de extrema derecha Javier Milei ganó la segunda vuelta de las presidenciales de este domingo 19 de noviembre en Argentina, al obtener cerca del 56 % de los votos, con el 98% de las mesas escrutadas, y derrotó al oficialista Sergio Massa, quien suma algo más del 44% de apoyos.

Unos 35,8 millones de argentinos estaban llamados a elegir al nuevo presidente en un balotaje, después de que en las elecciones generales del 22 de octubre el candidato peronista, Sergio Massa, obtuviera un 36,78 % de los votos y el líder de La Libertad Avanza (extrema), Javier Milei, un 29,99 %.

La fórmula vicepresidencial de Milei es la diputada de extrema derecha Victoria Villarruel y, con los resultados de hoy, ambos asumirán sus cargos el próximo 10 de diciembre.

Al emitir su voto, más temprano, Milei se mostró «tranquilo» y «satisfecho», a pesar de la «campaña del miedo» que, aseguró, le hizo su rival.

«Estamos muy satisfechos. Hicimos un enorme trabajo pese a la campaña del miedo y a la campaña sucia que nos han hecho», dijo Milei a los periodistas apostados en la puerta del establecimiento universitario en el barrio capitalino de Almagro, donde sufragó.PUBLICIDAD

Minutos, cuando no se conocían los resultados oficiales del escrutinio, el candidato peronista y ministro de Economía Sergio Massa admitió su derrota.

Además, el derrotado candidato oficialista utilizó sus redes sociales para agradecer a todos los argentinos que salieron a votar en está jornada electoral, asegurando además que ya se puso en contacto con el nuevo presidente para «poner en marcha los mecanismos de enlace y transición de cambio de gobierno». 

El candidato oficialista reconoció el triunfo del líder de La Libertad Avanza (ultraderecha), a quien felicitó como “presidente de todos los argentinos”.

Milei llegó al balotaje tras quedar segundo en la primera vuelta del 22 de octubre.

Milei es un ´outsider´ de la política que, con ideas libertarias, propone «continuidad o cambio» frente al actual ministro de Economía, Sergio Massa.

En un contexto de alta inflación, aumento de la pobreza y de cansancio de la población frente a los partidos tradicionales, Milei prometió acabar con la “casta política” y buscó en su campaña imponerse como una alternativa al bipartidismo.

Milei tomó la bandera del ‘cambio’ que había impulsado la coalición opositora Juntos por el Cambio (centroderecha) y, luego, obtuvo el apoyo de la candidata perdedora de ese bloque, Patricia Bullrich, y del expresidente derechista Mauricio Macri (2015-2019).

Por ello, su apuesta para la segunda vuelta fue el giro hacia una postura más moderada para seducir a los votantes menos radicales, sin perder la credibilidad entre sus simpatizantes. 

Noticia en desarrollo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.