El Cronista / Alquileres: el Gobierno analiza volver a congelar precios y prohibir desalojos

Alberto Fernández remarcó que por la situación excepcional le preocupa que las familias se queden sin vivienda y se reunirá con el el ministro de Desarrollo Territorial para dar una definición.

El Gobierno analiza volver a congelar los alquileres y suspender los desalojos por falta de pago en el país. La medida llegaría luego del anuncio de las nuevas restricciones que regirán hasta fin de mes ante el aumento de los contagios por la segunda ola.

Lo adelantó Alberto Fernández en declaraciones radiales y explicó que está preocupado por los inquilinos que puedan perder la vivienda por la falta de pagos que puede producir la «situación excepcional de la pandemia, que está de vuelta».

El anuncio de las nuevas medidas que restringen la circulación entre las 6 de la mañana y las 20 de cada día impacta principalmente sobre las actividades gastronómicas, recreativas, sociales, culturales y deportivas. De todos modos, también golpea a actividades comerciales que deberán cerrar sus locales desde las 19 y podrán ver una baja en el consumo por la menor circulación.

Fernández agregó que se reunirá con el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, para en la brevedad dar una definición.

Además, remarcó que la situación que atraviesa el país por la segunda ola es más complicada que la del año pasado: «El momento de excepción no ha desaparecido. Pasó una primera ola y ahora viene una segunda ola, mucho más complicada».

Los alquileres estuvieron congelados por el Gobierno durante un año a través de un DNU que duró hasta el 31 de marzo. La medida recaía sobre los inmuebles que se encontraban ocupados, destinados a vivienda y a locales o inmuebles comerciales únicos.

Restaurantes y hoteles repudian las nuevas restricciones y advierten: «Sin ayuda, nos caemos todos»

Desde el comienzo de abril, los inquilinos podían encontrarse en dos situaciones distintas. Por un lado, quienes no pagaron los aumentos que figuraban en sus contratos, pero sí el monto del alquiler. Y, por otro lado, al regir en paralelo la prohibición de desalojos hubo familias que directamente por la pérdida de ingresos no abonaron el monto del alquiler y acumulan una «doble» deuda.

Por esta razón, las asociaciones de inquilinos alertaron en distintas oportunidades sobre la cantidad de familias que podrían quedar en la calle ante tener de golpe que pagar el alquiler actual, sumado a los del año pasado cuando muchos no pudieron recuperar sus niveles de ingresos.

Las deudas acumuladas durante la cuarentena se pueden abonar en hasta 12 cuotas que podrán tener intereses compensatorios, pero no punitorios ni moratorios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.