Cronista / Sergio Massa viaja a China con Pesce y Máximo Kirchner para buscar fondos frescos

El ministro de Economía partirá el sábado con una reducida comitiva. Se menciona la ampliación de swaps para uso corriente y la firma de acuerdos de inversión. Escala en Beijing para sumar fondos del Banco de los BRICS.

Sergio Massa mezclará política con economía y negocios para la Argentina en el viaje que emprenderá a China desde el sábado. La ecuación del ministro de Economía es simple: irá acompañado por el diputado Máximo Kirchner para debatir el futuro político de su candidatura y, a la vez, estará casi una semana completa en Beijing y Shangai para traer fondos frescos e inversiones de los chinos.

El ministro de Economía viajará con una reducida comitiva que además de Máximo Kirchner se completa con el presidente del Banco Central, Miguel Pesce; la vicecanciller Cecilia Todesca; el jefe del INDEC, Marco Lavagna y su vocero Santiago García Vázquez. En China lo espera el embajador Sabino Vaca Narvaja con todo el equipo de la sede diplomática para encarar una nutrida agenda de trabajo. 

En el entorno de Massa y de Máximo Kirchner aseguraban ayer a El Cronista que «hay mucha expectativa por este viaje» de ambos dirigentes. Será un momento importante para analizar durante las largas horas de viaje a Shangai la estrategia política que encarará el Frente de Todos y las definiciones que puede deparar Cristina Kirchner después del acto de hoy en la Plaza de Mayo.

De hecho, Massa y Máximo Kirchner comparten la idea de definir la fórmula presidencial del Frente de Todos de manera unificada y sin a las PASO. Se mencionó en su momento la idea de que Eduardo Wado de Pedro sea el vice de Massa pero nada quedó cerrado aún.

También es una oportunidad para evaluar in situ un país como China donde su padre, Néstor Kirchner, selló los primeros acuerdos de inversión cuando era presidente.

Massa no definió su candidatura presidencial pero tiene muchas expectativas de un eventual apoyo de La Cámpora y el kirchnerismo en su conjunto que Máximo Kirchner le puede garantizar. El viaje a China con el hijo de la vicepresidenta servirá sin dudas a Massa para evaluar esta estrategia electoral.

Acuerdos y Swaps

En términos de acuerdos con China y la profundización de la «alianza estratégica integral» entre ambos países el plato fuerte de Massa se dara en dos tramos del viaje: por un lado, en la primera escala en Shangai buscará un fuerte respaldo de la administración de Xi Jinping para sumar fondos frescos en las reservas del BCRA y a la vez incorporar a la Argentina al Banco de Desarrollo del grupo de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudafrica).

Según confirmaron a El Cronista fuentes calificadas del Gobierno, Massa ya tiene definida una importante agenda de reuniones cruciales en Shangai apuntaladas en Buenos Aires por el embajador chino, Zou Xiaoli.

La fecha de la llegada de Massa a Shangai es clave porque el miércoles a primera hora se debatirá en el Banco de Desarrollo de los BRICS que preside la ex presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, un cambio en el artículo 7 de la constitución de esa banca que habilitaría el giro de fondos y créditos a países que no son miembros plenos de ese banco.

El impulso político para avanzar con este tema ya se lo dio el presidente Lula Da Silva en el reciente encuentro que mantuvo con Alberto Fernández y el mismo Massa en donde le encomendó a Dilma Rousseff avanzar con esa reestructuración del Banco.  

Ruta de la Seda

En la escala en Beijing Massa tuna reunión con el presidente de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma del gobierno chino, encuentros con los ministros de Economía, Producción y Finanzas que dependen directamente del presidente Xi Jinping.

El canciller Santiago Cafiero acaba de firmar un documento que el transfirió un poder a Massa para avanzar en los detalles del acuerdo por el proyecto chino de la Ruta de la Seda.

Allí se prevé el despliegue de inversiones muy fuertes en materia de infraestructura, minería y energía. Pero el plato fuerte de esta etapa del viaje de Massa tiene nombre y apellido: la captación de más de 5.000 millones de dólares en swaps de uso corriente del Banco Central de China.

Ayer, en el Ministerio de Economía explicaron a El Cronista que se trata de un total de 18.000 millones de dólares en swap que ya prestó China. Es decir: la ampliación fue de 1.000 a 5.000 millones de dólares utilizables.  «Ahora se buscará aumentar la capacidad de uso, no para ampliar el swap», dijeron allegados a Massa. 

A su vez, el ministro de Economía confía en que paralelamente a estas negociaciones se cierre el acuerdo con el FMI para sumar US$ 10 mil millones de adelanto. 

Este viaje de Massa a Beijing fue postergado dos veces y ahora se concreta definitivamente. Entre los acuerdos de infraestructura financiados por China que traerá bajo el brazo Massa se prevé el avance en las represas del Sur Kirchner y Cepernic; las obras sistema de gasoductos; la rehabilitación sistema de Ferrocarriles línea San Martín, la línea Roca y el Belgrano Cargas; las plantas de tratamiento de agua potable y acueductos; el Parque fotovoltáico Cauchari 4; la construcción de los puentes Chaco/Corrientes- Santa Fe/Paraná y el Polo Energético Zarate-Centrales eléctricas, entre otras cosas.

También se menciona en el listado la construcción de la Central Nuclear Atucha IV con tecnología china aunque este es un capítulo aparte que ya tuvo varias idas y vueltas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.