Cronista /Médicos cobrarán un bono por las consultas de prepagas y obras sociales

Más de 30 asociaciones médicas anunciaron que habrá un pago extra por las consultas a pacientes de prepagas y obras sociales. De cuánto será el bono y quién se hará cargo. Cómo afecta a los afiliados

Crece la tensión en el sistema de salud privado y más médicos anuncian que cobrarán ‘bonos complementarios’ como una forma de generar ingresos extra y contrarrestar la pérdida salarial frente a la inflación, en un contexto en el que denuncian magros honorarios.

Este 21 de septiembre, en el Día de la Sanidad, más de 30 sociedades y federaciones médicas de distintas especialidades del país anunciaron la incorporación de un ‘bono complementario no reintegrable’ que les pedirán a los pacientes que abonen para que los profesionales puedan llegar al piso de $ 6000 por consulta que, según reclaman, hoy no alcanzan. Actualmente, perciben entre $ 1300 y $ 2000, en el mejor de los casos.

Las cámaras precisaron que «no es un coseguro, no es un copago y no es un adicional». Dicha diferencia es un «bono complementario no reintegrable», explicaron. Más allá del término que se emplee, lo cierto es que el paciente tendrá que ponerlo de su bolsillo, incluso teniendo la prestación cubierta, a priori, por la cartilla de su plan de prepaga. 

Consultada al respecto, desde una de las asociaciones adheridas a la medida, aclararon que no será obligatorio, pero que les pedirán a los usuarios que se sumen. «Si no pueden, no los podemos obligar. No los vamos a dejar sin atención. Pero la idea es que pague la mayoría de la gente«, respondieron.

«Este 21 de septiembre, los médicos de la Argentina no tenemos motivos para celebrar. Estamos atravesados por una triste realidad: una crisis que ha llevado los honorarios al nivel más bajo de la historia«, arranca el comunicado, que informa que se establece un ‘honorario médico ético mínimo’ que se actualizará de forma bimestral ante el avance inflacionario a nivel federal. «Si lo que recibimos del sistema (obras sociales, prepagas y sanatorios, entre otros) es menor a este monto, la diferencia será cubierta por el paciente como un bono complementario no reintegrable«, afirmaron.

«La consulta médica es un acto fundamental en el que atendemos las necesidades de pacientes, diagnosticamos enfermedades y trabajamos en su recuperación. También es el acto mediante el cual percibimos un honorario profesional que nos permite vivir dignamente«, sigue el texto, en el que expresaron: «Tradicionalmente, este servicio era valorado por los financiadores, pero nunca tuvimos la capacidad de fijar su valor nosotros mismos. Nunca pudimos los profesionales determinar cuánto debemos percibir por esta labor».

Las más de 30 agrupaciones médicas fueron contundentes: «Los médicos decimos: ¡basta! Basta de imponernos un valor no digno para honorarios, basta de demoras en los pagos, basta de débitos injustificados y basta de no tener control sobre el valor de nuestro trabajo. A partir de este momento, el precio del servicio, el valor de nuestros honorarios estará en manos de los propios médicos a través de asociaciones, cámaras, consejos, federaciones y sociedades que nos representan».

«En los últimos años, el valor de la consulta médica ha experimentado una drástica caída, situándose como uno de los más bajos de la región. En los últimos meses, esta situación se agravó, sumándole el retraso en el pago de honorarios entre dos y seis meses después de prestar los servicios, insostenible para los profesionales de la salud en la actualidad con el alto nivel inflacionario existente», apuntaron.

Para seguir manteniendo la calidad y excelencia en la atención, por medio de la presente, comunicaron la decisión a autoridades gubernamentales, el Ministerio de Salud, la Superintendencia de Servicios de Salud, financiadores y gerenciadores, incluyendo obras sociales, prepagas, sanatorios, clínicas y consultorios, así como a todos los ámbitos donde desarrollan consultas y prácticas, y a toda la población.

Más de 30 agrupaciones médicas denunciaron cobros «no dignos» y «demoras en pagos» de hasta 6 meses.

En ese sentido, advirtieron que «las asociaciones, cámaras, consejos, federaciones y sociedades firmantes que representan a los médicos de cada especialidad avalan lo decidido, se solidarizan con lo dispuesto y adoptarán medidas de apoyo y sostén a todos los especialistas que por implementar el ‘honorario médico ético mínimo’ pudieran ser perjudicados con injustas y arbitrarias medidas por el sistema de salud». 

«Se difunde esta decisión conjunta, firme e irrevocable, ya que no forma parte de ningún convenio grupal o individual, a todos los colegas del país y se implementa con el apoyo de todas las asociaciones que suscriben. Es la mejor manera posible de dar atención adecuada a nuestros pacientes«, cierra el comunicado.

Días atrás, las cámaras de salud se sumaron al planteo de las prepagas y aseguran que estas prácticas que implementaron por su cuenta médicos que atienden por cartilla son «ilegales» e «injustas», ya sea para hacer una visita médica o sacar una ventaja, por ejemplo, consiguiendo turnos más cercanos en el tiempo.

Para cámaras de salud y prepagas, estas prácticas son «ilegales» e «injustas».

Distintas entidades salieron a repudiar esta práctica ‘blue’, que gana lugar en la Argentina y que, para el médico, es una forma de generar ingresos extra, pero para el usuario es un costo más que golpea su bolsillo. A los dichos de Claudio Belocopitt, presidente de la Unión Argentina de Salud (UAS), se sumó la Cámara de Entidades de Medicina Privada (Cempra).

El vicepresidente de la cámara, Ricardo Lilloy, afirmó que se tomó de modo «inconsulta» y «unilateral» la medida. «Es un momento complejo. Y lo que pasó es que se desmadró la situación y cada uno empezó a actuar de forma autónoma y arbitraria, algo que no puede pasar», consideró el directivo, y puso foco en que esta acción «recae sobre los usuarios«,ya que es injusto que «terminan pagando dos veces por el mismo servicio, con su cuota y en la clínica».

Una por una, todas las entidades que adhieren al comunicado

La decisión de comenzar a cobrar un bono fue consensuada por asociaciones, cámaras, consejos, federaciones y sociedades científicas de todo el país. Estas son las entidades que adhieren a la medida:

1) Agremiación Argentina de Ortopedia y Traumatología (AAOT) y Asociación Argentina de Ortopedia y Traumatología (AAOT)

2) Asociación Argentina de Cirugía

3) Asociación Argentina de Cirugía de Cabeza y Cuello. (Aaccyc)

4) Asociación Argentina de Controversias En Obstetricia y Ginecología (Aacog)

5) Asociación Argentina de Ginecología Oncológica

6) Asociación Argentina de Menopausia Andropausia (AAMA)

7) Asociación Argentina de Neurocirugía

8) Asociación Argentina de Oncología Clínica

9) Asociación Argentina para el Estudio del Climaterio (Aapec)

10) Asociación Civil Argentina de Cirugía Pediátrica (Acacip)

11) Asociación de Otorrinonaringología de Buenos Aires

12) Asociación de Profesionales de Santa Isabel (Aprosi)

13) Asociación Médica Argentina de Anticoncepción (Amada)

14) Asociación Uroginecológica Argentina (AUGA)

15) Colegio Argentino de Cardiología

16) Federación Argentina de Sociedades de Ginecología y Obstetricia (Fasgo)

17) Federación Argentina de Sociedades de Otorrinonaringología (FASO)

18) Federación Nacional de Neurocirugía (FNNC)

19) Sociedad de Ginecología y Obstetricia de Buenos Aires (Sogiba)

20) Sociedad Argentina de Obstetricia y Ginecología de la Provincia de Buenos Aires (Sogba)

21) Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (Sacper)

22) Sociedad Argentina de Endocrinología Ginecológica y Reproductiva (Saegre)

23) Sociedad Argentina de Cardiología (SAC)

24) Sociedad Argentina de Dermatología (SAD)

25) Sociedad Argentina de Electofisiología Cardiaca (Sadec)

26) Sociedad Argentina de Endometriosis (SAR)

27) Sociedad Argentina de Ginecología Infanto Juvenil (Sagij)

28) Sociedad Argentina de Mastología (SAM)

29) Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (Samer)

30) Sociedad Argentina de Patologías de Urgencias y Emergentología (SApue)

31) Sociedad Argentina de Reumatología (SAR)

32) Sociedad Argentina de Urología (SAU)

33) Sociedad Argentina de Cirugía Ginecológica (Sacig)

Además, otras seis entidades se solidarizaron con la decisión:

1) Consejo Argentino de Oftalmología (CAO)

2) Federacion Argentina de Radiología (Faardit)

3) Federación Argentina de Cardiología

4) Sociedad Argentina de Radiología (SAR)

5) Sociedad Argentina de Ultrasonografía en Medicina y Biología (Saumb)

6) Sociedad Argentina de Medicina Interna General (Samig)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.