Cronista/Bomba de Leliq: cuál es el riesgo detrás de la nueva jugada de los bancos

Las declaraciones de Javier Milei sobre «resolver el problema de las Leliq» y los rumores sobre otra suba de tasas de interés generaron ruido y cambios en las carteras de los bancos y Fondos Comunes de Inversión.

La incertidumbre respecto al futuro de las Leliq aumentó el cortoplacismo de los bancos. La migración hacia los pases del BCRA a 1 día hizo que el stock de este pasivo, que también atrajo a Fondos Comunes de Inversión, anotara una suba significativa. Los analistas, en tanto, advierten sobre riesgos de mayor aceleración inflacionaria.

Los ruidos y la bajísima renovación de los últimos vencimientos llevaron a que el viernes pasado Luis Caputo, que conforma el equipo económico de transición de Javier Milei y según trascendidos será el próximo ministro de Economía, se reuniera con los directivos de los bancos para transmitirles tranquilidad.

Los bonos argentinos se disparan tras el giro pragmático de Milei

Caputo aseguró que para desarmar los $ 23 billones que se le adeudan a los bancos no habrá una solución compulsiva. Se habló de la opción de crear instrumentos para absorber pesos, que sean una alternativa a las Leliq y pases. El nivel de tranquilidad que generó se reflejará en la licitación del martes, donde vencerán $ 1,54 billones.

El stock de pases del Banco Central ya supera al de las Leliq. Según estimaciones privadas, el total de los pases, que vencen a 1 día, asciende a $ 13,1 billones y el de las Leliq, a 28 días, es de $ 10,6 billones. La estrategia refleja que los bancos buscan mayor liquidez para maniobrar los cambios que se avecinan.

El giro en la composición fue impulsado por declaraciones del Presidente electo, Javier Milei, que afirmó que uno de los primeros asuntos a resolver será «el problema de las Leliq». La enorme deuda con los bancos, que durante la presidencia de Alberto Fernández aumentó 2100%, dificulta la eliminación de las restricciones cambiarias.

La incertidumbre respecto a la solución que se le dará hizo que en las licitaciones del martes pasado los bancos sólo renovaran el 40% del vencimiento y en la del jueves, apenas el 10%. A la vez, el rumor de una suba de tasas de interés contribuyó a la escasa adhesión. Se estima que todo ese excedente fue a los pases del BCRA.

RIESGO INFLACIONARIO


El equipo de la consultora 1816 resalta que, además, en las últimas semanas repuntó con fuerza (y partiendo desde cero) el stock de pases del Banco Central a 1 día constituidos por Fondos Comunes de Inversión. Advierte que, salvo que haya más precisiones, hasta el 10 de diciembre seguirá creciendo considerablemente.

El analista José Ignacio Bano destaca que para el BCRA es el mismo problema que los bancos estén posicionados en Leliq o en pases, pero la reducción de los plazos aumenta el riesgo de que en cualquier momento decidan salir de estos pasivos remunerados y la bomba «explote» en instrumentos del mercado.

Las entidades bancarias, en el marco del fuerte cepo cambiario y la altísima inflación argentina, necesitan estar posicionados en alguno de estos dos pasivos remunerados del Banco Central porque les es imperioso recibir los rendimientos de las tasas de interés, de acuerdo con Salvador Vitelli, analista de Romano Group.

Vitelli sostiene que, en medio de una dinámica de caída en la demanda de pesos, es riesgoso generar incentivos a no renovar las Leliq, porque llevar esos montos colosales al segmento transaccional puede derivar en una mayor velocidad de circulación del dinero y, consecuentemente, una aceleración de la inflación.

No obstante, destaca que para que los bancos procedan al desarme y dejen los montos en cuentas a la vista tendría que darse una importante caída de los depósitos a plazo fijo, lo cual hasta ahora no está sucediendo. Por ello, considera que es crucial el mensaje que se le dé a la demanda de dinero, porque si la siguen ahuyentando habrá consecuencias.

Hasta el cambio de mandato, restan cuatro licitaciones de Leliq, con un total de $ 6,3 billones (59% del stock), y los analistas de PPI advierten que si los bancos no perciben un cambio de tono respecto a estos instrumentos en las próximas apariciones públicas de Milei la tendencia de salida precautoria podría intensificarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.