Clarín /Se acabó el «veranito cambiario»: por qué vuelve a subir el dólar blue

  • El informal se escapó a $ 950, un salto de 60 pesos en el día.
  • Así se cortó la racha bajista que había arrancado tras las elecciones del 22 de octubre

A seis días hábiles del balotaje del 19 de noviembre se cortó el veranito cambiario que el mercado venía atravesando desde los comicios del 22 de octubre.

El dólar blue, que en tres semanas había bajado 310 pesos, volvió a repuntar y aumentó 60 pesos en esta rueda.

Así se ubicó en $ 950, todavía lejos de los $ 1.200 que supo tocar antes de las elecciones de octubre. Con esto llevó la brecha a 172%. También los dólares financiaros se movieron al alza, con un avance de 2,6% en el dólar MEP, para llegar a $ 863,3, mientras el contado con liqui subió 5,9%, a $ 871,6.

Aunque se trata de un salto brusco, la movida alcista era esperada por los analistas, que preveían que a medida que se acercara el balotaje, los inversores volverían a apostar al dólar para encarar el último tramo de las elecciones en moneda dura.

Si bien tras los resultados de octubre se alejaron las chances de una dolarización, el mercado entiende que después del balotaje empezará a acelerarse la devaluación. Y prefiere comprar billetes verdes ahora, antes de que se encarezcan.

El ministro candidato Sergio Massa dijo el domingo pasado en declaraciones televisivas que el 15 de noviembre el dólar oficial subirá 3,5 pesos y desde allí se seguirá aplicando el crawling peg, las microdevaluaciones diarias que regían hasta agosto. Lo que Massa no detalló es cuál será la suba prevista para todo el mes. Si se mantiene el ritmo del 15 de noviembre, a lo largo de 30 días la devaluación superaría a la de agosto.

«Pensando en el dólar oficial, un ajuste luce inevitable. La fijación del tipo de cambio oficial en $ 350 desde el salto discreto de 21,8% del 14/08 llevó a una apreciación artificial del peso, que seguirá extendiéndose hasta por lo menos el 15/11 de acuerdo con las declaraciones públicas de Massa de este fin de semana», dijeron en Portfolio Personal Inversiones (PPI).

Para tomar dimensión de esta apreciación, PPI precisó que el oficial se encuentra en los niveles más bajos desde junio 2017, durante la época de mayor bonanza de la gestión Macri.

Además, se ubica apenas 14,5% por encima de los mínimos de Cristina Fernández de Kirchner de diciembre 2015, que fueron marcados luego de un fuerte proceso de apreciación artificial del peso durante las elecciones presidenciales de aquel año.

¿De cuánto podría ser la suba del oficial? Para PPI, reanudar un crawling peg al 29% mensual como sugirió Massa en televisión, «llevaría que la liquidación de las exportaciones se paralice, ya que la tasa en pesos es de 10/11% mensual».

Esto implica que «a los exportadores les convendría financiarse en pesos antes que liquidar (es como hacer “carry” con los exportables), por lo que necesariamente debería alinearse las tasas en pesos al nuevo ritmo de devaluación para no que no se trabe la liquidación».

«Llevar la brecha cambiaria a 0% implicaría que el tipo de cambio oficial se ubique en los máximos históricos para la serie con inicio en 1997. Es decir, un dólar oficial de $ 860 sería equivalente al pico de la presidencia de Néstor Kirchner, lo cual tampoco vemos factible», sostuvo PPI.

También desde Aurum Valores apuntaron que «si el nuevo gobierno quisiera tener un dólar como el de la post PASO 2019 (cuando Alberto Fernández dijo que el dólar a $ 60 era el adecuado para la transición) deberíamos ver al tipo de cambio nominal en $ 700 para el 10/12. A partir de ese momento si se dejara fijo el dólar a $700 hasta fin de 2023 el nivel del tipo de cambio real sería algo más alto que el de la devaluación de Juan Carlos Fábrega en enero de 2014″

«En todos los casos estamos hablando de tipos de cambio oficial bastante más bajos que los del gobierno de Néstor Kirchner, cuando con un tipo de cambio real bien alto se acumularon reservas y se obtuvieron superávit gemelos», sostuvo Aurum.

El Banco central mantuvo su secuencia de compras y se llevó este jueves US$ 34 millones, que le permiten sumar US$ 130 millones en lo que va de noviembre y US$ 750 millones en las últimas 13 ruedas positivas.

A contramano de la última rueda, el Merval subió 6,7%, mientras que esta vez los que retrocedieron fueron los bonos, con caídas en torno al 1%. El riesgo país terminó en 2466 puntos básicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.