ámbito/Plazo fijo: cómo llegan los depósitos en pesos a la era Milei y cómo incide la fuerte baja del blue

Los depósitos a plazos fijos han mostrado una tendencia a la baja desde mediados de septiembre, un mes antes de las elecciones generales. ¿Cómo siguen y qué esperar?

El panorama económico fue testigo de un cambio gradual pero significativo en la dinámica de los depósitos a plazos fijos desde mediados de septiembre a hoy, mostrando una marcada tendencia a la baja. Esta reducción, en términos reales, se aproxima al 26%. El progresivo desarme de las colocaciones en pesos encontró su punto más álgido en las semanas posteriores a las PASO y continúa hasta el día de hoy. Pero distintos factores le están poniendo un freno a la sangría en el último tiempo. ¿Cuáles son?

Lo primero que hay que mencionar es que la caída de los plazos fijo se debe principalmente a la búsqueda de cobertura, propia del contexto político y económico que atraviesa el país, en el que los ahorristas suelen migrar a instrumentos que ajustan por coeficiente CER (inflación), tipo de cambio oficial (Dólar linked) o ambas, (duales) por la incertidumbre electoral y, en el último tiempo, por la transición presidencial. Lo cual también se agudiza por estos días, por todas las dudas que genera la resolución de las letras de liquidez (LELIQ).Informate más

Existen varios dólares digitales que se diferencian por el tipo de reserva (o colateral) que utilizan para mantener el peg (paridad) con el dólar.

Mejor que el plazo fijo: cómo obtener intereses en dólares a través de las stablecoins

Con las tasas actuales de interés, al depositar $600.000 se obtiene una ganancia de $65.589, el equivalente al 11% de la inversión original.

Plazo fijo: ¿cuánto gano si deposito $600.000?

exp-player-logo

Científicos de la UBAdescubren un novedoso método para dirigir enjambres de abejas

No obstante, tal como se señaló, la sorpresa es que distintos factores le están poniendo un freno a la sangría de los depósitos en moneda local, entre los que se encuentran: el desplome de los dólares alternativos, así como de los contratos a futuro, que exponen las pocas probabilidades de una dolarización de la economía como proponía hace un tiempo el futuro jefe de Estado, Javier Milei, dándole oxígeno al peso.

Cabe recordar que las declaraciones del mandatario electo en contra de la moneda argentina motivaron un desarme inédito de plazos fijos, algo que se está recuperando por estos días y, aunque continúa la fuga progresiva, no se acerca a los valores vistos después de las elecciones primarias.

Plazo fijo: como viene la performance posbalotaje

Según los últimos datos del Banco Central (BCRA), cerca del balotaje, se registraba un aumento de las colocaciones en pesos, debido a las expectativas del mercado sobre un resultado distinto (Sergio Massa, ganador) al que finalmente hubo. Y es que, como bien analiza el economista Federico Glustein en diálogo con Ámbito, en la caída de los plazos fijos, es esencial tener en cuenta la nominalidad porque, con una tasa anual (TNA) del 133% en un contexto de inflación mensual del 10%, que se mantiene casi constante o con una variación del 2%, se refleja una disminución real de al menos el 7%. «Esta reducción es evidente y, de hecho, al revisar informes diarios del BCRA, se percibe una disminución aún más pronunciada«, dice.

La observación de Glustein confirma claramente una caída que se consolida al analizar las cajas de ahorro, donde se aprecia también una precipitación más marcada, cercana al 13%. Si se considera esta merma en términos reales, se llega a una cifra cercana al 20%. ¿Qué significa esto? Que, en realidad, hay una menor renovación de colocaciones en pesos en términos reales, lo que conduce a una menor cantidad de dinero en el sistema. «Esto hace que la caída tenga un impacto mucho más significativo«, advierte Glustein.

Depositphotos

El analista Salvador Vitelli, de Romano Group, quien sigue la dinámica de los plazos fijos, señala a este medio que hoy hay una relativa estabilidad en las colocaciones en pesos, «con algunas fluctuaciones, aunque dentro de un rango marginal».

Vitelli recuerda que después de las balas de Milei en contra del peso; a partir de las elecciones generales, la situación se estabilizó. Así, el analista sostiene que «no parece haber un desarme radical de los plazos fijos«, lo que insinúa una relativa «inflexibilidad» o una retención significativa de fondos en este tipo de instrumentos, debido a restricciones o limitaciones de los agentes financieros. «Los pesos se mantienen en instrumentos de tasa fija, lo que sugiere cierta agitación en este sentido», advierte el Head of Research de Romano Group.

Al igual que Glustein, Vitelli opina que hay menos dinero en el sistema, pero aclara que, dichos fondos «no se están migrando a dólares u otros mecanismos alternativos». En realidad, permanecen dentro del aparato, pero en cuentas remuneradas, corrientes, de ahorro y a la vista. Esto es muy importante, puesto que, aunque los números varían, «el contenido económico se mantiene dentro del sistema bancario», concluye.

Plazos fijos: problemas tanto de oferta, como de demanda

La incertidumbre sobre la reestructuración o posibles cambios en las LELIQs ha llevado a los bancos a minimizar riesgos y buscar alternativas «más líquidas». Se está observando un movimiento general hacia activos como pases, cauciones u otros instrumentos, con el fin de protegerse, advierte Sebastián Menescaldi, economista de EcoGo en declaraciones a este medio.

Para el analista, los depósitos a plazo fijo han mostrado una tendencia a la baja desde mediados de septiembre, un mes antes de las elecciones generales. Según sus datos, esta disminución en términos reales ya acumula una caída cercana al 26% y ha llevado al desarme progresivo de los depósitos en términos reales.

Menescaldi plantea que «hay un problema en dos frentes«. Por un lado, que no es simplemente una cuestión de demanda, ya que no solo los ahorristas muestran desinterés en tener plazos fijos debido a su rendimiento, sino que también hay un problema con la oferta, puesto que «los bancos no quieren tener Leliqs«.

El BCRA regula la tasa del plazo fijo tradicional.

El BCRA regula la tasa del plazo fijo tradicional.Ignacio Petunchi

Cabe destacar que, recientemente, los bancos desarmaron significativamente sus tenencias de letras de liquidez, lo que generó un traslado de ese dinero a otros instrumentos financieros, como los pases.

El economista de EcoGo también agrega que, en caso de una devaluación, «el tipo de cambio superará la tasa de interés pagada actualmente por un plazo fijo«. Esto está llevando a una salida masiva de estos instrumentos financieros y una reubicación hacia activos que ofrezcan mayor protección».

Así las cosas, y en líneas generales, se observa cierta estabilidad en los plazos fijos, y no hay una liquidación abrupta de los depósitos. Por el momento, la salida de colocaciones en pesos se está ralentizando. Los principales factores que llevan a esta dinámica son la baja de las cotizaciones de los tipos de cambio, las pocas chances en una dolarización de la economía y un mayor volumen de liquidez circulante en moneda local.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.