Ámbito /Hernán Lacunza: «Lo que no haga la política económica por las buenas, lo va a hacer el dólar por las malas»

El principal referente económico de Horacio Rodríguez Larreta adjudicó el salto del dólar blue a la «inconsistencia de la política económica» y agregó que «no era fácil explicar porqué estaba tan bajo». Definiciones sobre el cepo, las retenciones y los subsidios.

El exministro de Economía, Hernán Lacunza, participó del evento de Agroindustria que organizó IDEA este lunes. En una jornada tensa en la City por la suba del dólar blue, dialogó con este medio. “Lo que no haga la política económica por las buenas, lo va a hacer el dólar por las malas”, dijo. Definiciones sobre las retenciones, el cepo y los subsidios del principal referente económico de Horacio Rodríguez Larreta.

Hernán Lacunza: Lo adjudico a la inconsistencia de la política económica de los últimos tres años, lo que no era fácil de explicar es porqué estaba tan bajo. Cuando se ve el precio del dólar paralelo no hay que buscar la causa en el día anterior. Es la acumulación de distorsiones, parches, contraparches, que son cada vez más cortos. Este dólar paralelo de casi $600 es reflejo de esa mala calidad de las políticas públicas

P.: Durante su exposición sostuvo que el tipo de cambio oficial está atrasado. ¿En qué nivel cree que debería estar?

H.L.: Eso dependerá de la calidad del programa económico. Lo que no haga la política económica por las buenas, lo va a hacer el dólar por las malas, que es lo que está sucediendo.

P.: En este foro se habló mucho de las retenciones. ¿Usted cree que el próximo Gobierno podrá eliminarlas de inmediato?

H.L.: Las retenciones son un mal impuesto, son producto de los desequilibrios que arrastra hace años Argentina. Pero hay que eliminarlas sin poner en riesgo la estabilidad. Conseguir un equilibrio fiscal de cuatro puntos es difícil, imaginate de seis, como sería sin retenciones. Por respeto al votante hay que decir la verdad: el norte es la eliminación de retenciones. Vamos a empezar por las economías regionales y después progresivamente el resto, una vez que se haya alcanzado el equilibrio fiscal.

P.: ¿Y los controles cambiarios?

H.L.: El cepo también es una consecuencia del déficit, del agujero fiscal financiado con emisión. En la historia de un país un día, 90 días o 120 días no cambia demasiado. El cepo es lo que va en el carro, lo primero que hay que alinear son los caballos; conseguido el equilibrio fiscal, el cepo se va a volver irrelevante porque la brecha se va a desplomar.

P.: ¿Se puede levantar el cepo el primer día como dicen algunos candidatos?

H.L.: Se puede levantar lo antes posible, pero la ansiedad y la consistencia son antónimos en las políticas públicas. Más cuando uno tiene en el vehículo a 46 millones de pasajeros, no se puede hacer prueba y error. Pero tampoco se puede vivir cuatro años más con cepo.

P.: Usted viene señalando el peso de los subsidios en el gasto, ¿es uno de los ejes a los que apunta para alcanzar el equilibrio fiscal?

H.L.: Tenemos que tener la conciencia colectiva de que todos recibimos bienes o servicios del Estado financiados por nosotros mismos. Los subsidios a la energía no están bien focalizados, no están enfocados en las viviendas más humildes, sino en los sectores medios y altos.

P.: ¿Y qué evaluación hace sobre el déficit de las empresas públicas?

H.L.: Lo mismo, hay muchas que terminan siendo usadas por sectores de ingresos altos. No tengo ninguna evaluación ideológica sobre si tienen que ser públicas o privadas pero que tengan un déficit financiado, cuando tenemos el 63% de los chicos del conurbano pobres… bueno, cada vez que pagan IVA cuando compran un sobre de queso rallado, están financiando el déficit, por ejemplo, el de las empresas públicas, eso me parece inmoral. Entonces, ahí hay algunos ejemplos de dónde se puede ser más preciso, más quirúrgico, más progresistas, en el sentido de que no caiga sobre los más necesitados la política fiscal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.